Ene 112017
 

rendiciondecuentasLa Federación de ELM denuncia la inseguridad jurídica y la falta de medios de los pueblos.

M. RABANILLO | LEÓN

Las rendición de cuentas de las juntas vecinales ha caído en picado en 2015. Los datos recabados por el Consejo de Cuentas reflejan que, desde que se vieron sometidas bajo el ‘yugo’ de la ley Montoro para rendir las cuentas de 2013, el índice de incumplimientos se ha multiplicado por 20, una vez diluida la amenaza de desaparición. En concreto, sólo el 60% de las 1.231 entidades locales menores (ELM) de la provincia han rendido sus cuentas de 2015, frente al 98% que lo hicieron en el año en el que el Gobierno aprobó la Ley Racionalización y Sostenibilidad de la Administración local.

La relajación en la rendición de cuentas de las ELM también se ha registrado a nivel autonómico. A fecha de 8 de enero de solo han rendido en todo Castilla y León 1.509 Juntas Vecinales, que representan el 67,9% de las ELM.

La amenaza de la reforma local sobre la perviviencia de las ELM que no rindieran sus cuentas disparó el índice de cumplimientos en 2013 pero sólo se circunscribía a ese ejercicio. De hecho, la rendición de 2014 también sufrió un serio retroceso del 98% al 72%.

«La valoración no puede ser más que negativa, y demuestra que muchas cosas están fallando», señala el secretario de la Federación de Leonesa de Entidades Locales Menores, Carlos González-Antón. «La primera y más grave la absoluta falta de seguridad jurídica en el funcionamiento de las propias Juntas Vecinales, que necesitan de una reforma legislativa que fije definitivamente sus competencias, su financiación y quién debe desempeñar las funciones de secretaría e intervención», argumenta el representantes del colectivo, quien añade que «la falta de implantación de un modelo rendición de cuentas eficaz que no esté sujeto a cambios tecnológicos continuos a los que no pueden acceder las pequeñas administraciones rurales».

González Antón asegura que el Gobierno de Castilla y León «ni siquiera se ha planteado como abordar la aplicación de las leyes obligatorias de la Administración electrónica a las Juntas Vecinales como se han hecho las comunidades de Asturias, Cantabria o Extremadura». A su juicio, «es obvio que el modelo asimétrico de las entidades locales menores en esta Comunidad no encaja con la visión homogeneizadora de Valladolid».

También reclama una «reforma integral» del Servicio de Atención a Municipios (SAM) que ofrece la Diputación de León. La federación considera que es necesario que tenga un servicio de atención a las pedanías «con más y mejores recursos humanos y materiales» ya que «es inconcebible que el SAM de León tenga un solo secretario con habilitación nacional».

Creer en las Juntas Vecinales

En su valoración sobre los datos registrados sobre las cuentas de 2015, González-Antón resume que «o se cree o no se cree en las Juntas Vecinales; o se quiere cumplir con nuestro Estatuto de Autonomía o nuestras leyes o no». «El futuro de las zonas rurales de la provincia depende en gran parte de que las Juntas Vecinales, grandes propietarias de territorio, puedan gestionarse adecuadamente y eso es responsabilidad de las Administraciones competentes, que además de facilitar su funcionamiento deben de dejar de poner palos en unas ruedas ya desvencijadas», añade el representante de la federación que se pregunta si «hay que esperar a que Montoro vuelva a la carga para facilitar que las Juntas Vecinales rindan cuentas?».

Jun 022016
 

majo 2El palacio de los Guzmánes abre la puertas para recibir a los responsables de las 1.234 juntas vecinales de León Cada una recibirá este año una ayuda directa de seis mil euros.

MARÍA CARNERO | LEÓN

Gran parte de los 1.231 presidentes de las juntas vecinales que hay en la provincia de León acudieron ayer al palacio de los Guzmánes, sede de la Diputación provincial, para responder a la llamada de su presidente, Juan Martínez Majo, que les citó para explicarles los detalles de la nueva convocatoria de ayudas. Con este pretexto, Majo tuvo la oportunidad de dirigirse a los que para él son «la esencia de la democracia» y la «garantía para preservar la singularidad y la vida de los pueblos leoneses». El presidente, que descartó leer el discurso que llevaba preparado, ya que afirmó que «lo que me sale hoy es hablar desde el corazón», recordó a los alcaldes pedáneos presentes que «esta es vuestra casa» y les pidió que «juntos rememos en la misma dirección para conseguir potenciar todos los recursos naturales y patrimoniales que tiene la provincia, la más rica, variada y compleja de España».

Majo reconoció el trabajo que realizan las juntas vecinales. «Trabajáis de forma altruista, a veces perdiendo dinero, pero siempre hacéis lo correcto para mejorar la calidad de vida de vuestros vecinos de una manera eficaz, casi sin medios materiales ni personales», afirmó el presidente.

Respecto al nuevo Plan de Juntas Vecinales, la Diputación repartirá 7,38 millones de euros, e la misma cantidad que la suma total que se ha dedicado en los últimos seis años. Junto con la aportación de las propias entidades locales, la inversión alcanza los 8,2 millones de euros. Gracias a este plan cada junta vecinal recibirá 6.000 euros para proyectos.

La Federación Leonesa de Entidades Locales Menores agradeció ayer el esfuerzo económico que la Diputación hace con la subvención de 6.000 euros a todas las Juntas Vecinales y «el reconocimiento del papel que estas pequeñas administraciones deben seguir desarrollando en la estructura administrativa de España». Según la federación, «las palabras que Juan Majo ha dirigido a los pedáneos de la provincia puede que sean un hito en la relación de la Diputación con las Juntas Vecinales, pues no se concibe nuestra administración local sin una íntima colaboración entre la Corporación provincial y los concejos».

May 122016
 

Los municipios de la Variante de Pajares dan rueda de prensa con desperfectos /A. G. PUENTE | LEÓN

Una auténtica ofensiva para frenar «el mayor atentado ambiental en la Cordillera Cantábrica». Los afectados leoneses por el trasvase de sus cauces de agua, fuentes y acuíferos subterráneos al Principado debido a las obras túnel de la Variante de Pajares lanzaron ayer una batería de acciones en diversos frentes para frenar «el atentado» medioambiental que afecta a 23 pedanías de los municipios de Villamanín y La Pola de Gordón. Perjudica su medio de vida con daños en la ganadería, el desarrollo turístico y el propio abastecimiento de agua a sus vecinos.

Desde la Comisión Europea y las confederaciones hidrográficas del Duero y del Cantábrico hasta la Unesco, las quejas y denuncias de este colectivo llevarán su eco ante estas instancias para exigir medidas correctoras y compensatorias que garanticen medioambientalmente las actuaciones que deben realizarse para paliar el trasvase de agua permanente a Asturias. Así lo anunció ayer el abogado Carlos González-Antón, también secretario general de la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores.

«Cuantitativamente hay miles de hectáreas afectadas en zonas de un valor ambiental altísimo. Son daños por actuaciones ilegales que no tenemos el deber de soportarlos, y todo por no ser adoptadas medidas correctoras impuestas por la ley», explicó el letrado.

Remarcó, además, que en caso de periodos de sequía prolongada, con el trasvase constante de masas de agua, «el corazón de la Cordillera Cantábrica quedaría absolutamente seco». Llamó la atención también sobre el hecho de que «las actuaciones ilegales realizadas para paliar estos trasvases se hicieron para beneficiar los túneles, no pensando en la población».

La denuncia en la Comisión Europea constata tres directivas infringidas: la de Hábitat, Evaluación Ambiental y la del Marco del Agua. «Supone una violación del derecho comunitario en una zona Red Natura 2000». La UE iniciará un procedimiento de infracción del derecho comunitario y reclamará a España explicaciones por el incumplimiento de estas normas. En caso de no resolución, el asunto del trasvase puede acabar en el Tribunal de Justicia de Luxemburgo con una multa millonaria.

La primera vía de actuación contra las confederaciones del Duero y el Cantábrico será administrativa, si no hay resultado acudirán a la penal. «Se han cargado el río y los acuíferos y no ha habido por su parte ni un solo expediente sancionador en un tema absolutamente grave», enfatizó el letrado.

Y remitirán también un escrito a la Unesco, al encontrarse el territorio afectado en la reserva del Alto Bernesga avalada con el sello de esta organización.

La denuncia que llega a la Comisión Europea está interpuesta por las juntas vecinales de Casares de Arbas, Ventosilla, San Martín de la Tercia, Pobladura de la Tercia, Viadandos de Arbas, Cubillas de Arbas, la Asociación de Vecinos de Campomanes (Asturias), la Asociación Cultural Ecologista y Recreativa de la Tercia y Arbas, Lacerta, y la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores.

Abr 172016
 
C.J.D. | 16/04/2016 – 09:48h.

La Federación Leonesa de Concejos acudirá a la Justicia si el Instituto Leonés de Cultura (ILC) no modifica en una semana las bases para las subvenciones de actividades culturales de este año, que por primera vez deja fuera a las pedanías, dirigiendo las ayudas sólo a los ayuntamientos. La Diputación de León aduce que se trata de una obligación legal de competencias y que las bases garantizan que todos los municipios destinan idéntico presupuesto que otros años a las pedanías, sin posibilidad de excluir ninguna. La polémica está servida.

En el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de pasado 14 de abril de 2016 se ha publicado la convocatoria pública de las subvenciones para actividades culturales de ayuntamientos y asociaciones para 2016, excluyendo “por primera vez en la historia” de estas subvenciones a las Juntas Vecinales de la provincia. Un reparto histórico, por su cuantía de 650.000 euros de golpe, como ya destacó iLeon.com, pero que también está llamada a generar una agria polémica por esa exclusión directa de las pedanías de poder pedir y gestionar al margen de los ayuntamientos sus propias ayudas para actividades culturales.

Fuentes del equipo de Gobierno admiten que esa novedad que exluye a las pedanías es cierta y aseguran que ha sido el área de Intervención del Instituto Leonés de Cultura (ILC) que convoca las subvenciones la que ha determinado con un informe que las juntas vecinales de León no tienen competencias en materia cultural, de manera que toda ayuda debe canalizarse exclusivamente a través de los municipios. El diputado provincial de Hacienda, Lupicinio Rodrigo, confirmó ayer esta decisión, asegurando que las últimas ayudas del año pasado plantearon serios problemas y en este ejercicio ya se ha adoptado la decisión, obligada por “razones competenciales”, de no dirigir las subvenciones a los pueblos de manera directa.

Pero la decisión amenaza con abrir un nuevo frente, y además judicial. Porque laFederación Leonesa de Concejos anuncia que pedirá formalmente que se incluyan a las Juntas Vecinales como beneficiarias de estas subvenciones, pues “la legislación de régimen local de Castilla y León prevé expresamente que puedan desarrollar las competencias culturales, al prestar servicios culturales desde sus orígenes, hace siglos”.

¿Romerías o exposiciones ilegales en los pueblos?

“La interpretación que de la normativa local hace el ILC, además de ir en contra de la Ley 1/1998 de Régimen Local de Castilla y León, va en contra de la Jurisprudencia de nuestro Tribunal Superior de Justicia, y del propio sentido común; pues si atendemos a este criterio del ILC, las Juntas Vecinales no podrían organizar ni sus fiestas, ni romerías, conciertos, exposiciones, concursos de pintura o de cuentos; siendo todas esas actividades ilegales”, aducen en una nota de prensa.

La Junta Directiva de la Federación quiere manifestar “su más grave consternación por la poca sensibilidad del ILC y por la nula capacidad jurídica de los que asesoran al Instituto provincial, pues de existir alguna duda, que no la hay, tendrían que haber buscado las vías de permitir que las Juntas Vecinales puedan recibir subvenciones, al menos en igualdad de condiciones que las asociaciones privadas. Igualmente, podrían haber consultado su opinión a la Federación de Juntas Vecinales, que para eso está”.

El Presidente de la Federación, Andrés Buelta, apela a buen criterio del presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, y del diputado provincial de Cultura, Miguel Ángel Fernández, para que modifique en el plazo de una semana la convocatoria, en otro caso, se recurrirá ante los Tribunales de Justicia. Porque “no es de recibo que la entidad que viene manteniendo la vida cultural en los pueblos de León desde siempre, que son las Juntas Vecinales, no puedan ser beneficiarias de las subvenciones culturales de la Diputación”.

Una semana de plazo antes de los Tribunales

Desde la Asesoría Jurídica de la Federación se recuerda a los asesores o interventores del ILC que en virtud de la Disposición Transitoria segunda de la Ley 1/1998, las competencias que las Entidades Locales Menores de Castilla y León vengan desarrollando históricamente, aunque sean competencias municipales, se consideran delegadas en las Juntas Vecinales, aunque no haya convenio de delegación. Por ello, hay argumentos de sobra para considerar beneficiarias de las subvenciones culturales a las Juntas Vecinales que acrediten que viene prestando servicios culturales en su pueblo, que son todas, defienden.

Por eso, la Federación va a objetar de la decisión de la Diputación y anuncia que va a tramitar las subvenciones de sus pedanías asociadas a los efectos de exigir a la Diputación que sus solicitudes sean consideradas en igualdad con ayuntamientos y asociaciones privadas, confiando en que en una semana de plazo la Diputación reconsidere la decisión.

Abr 152016
 
Bolos en Naredo de Fenar

Concurso de bolos en Naredo de Fenar, actividad ilegal según el ILC. ¡Habrá que jugar de forma clandestina a los bolos, pues las Juntas Vecinales no pueden organizar actividades culturales!

LA FEDERACIÓN LEONESA DE CONCEJOS RECHAZA QUE EL INSTITUTO LEONÉS DE CULTURA EXCLUYA A LAS JUNTAS VECINALES DE LAS SUBVENCIONES PARA ACTIVIDADES CULTURALES

Recurrirá la convocatoria en caso de que no modifique en una semana

 

En el BOP del 14 de abril de 2016 se ha publicado la Convocatoria de las subvenciones para actividades culturales de Ayuntamientos y Asociaciones para 2016, excluyendo por primera vez en la historia de estas subvenciones a las Juntas Vecinales de la provincia. Al parecer, desde la Intervención del ILC de la Diputación Provincial se afirma que las Juntas Vecinales de León no tienen competencias culturales.

La Federación Leonesa de concejos pedirá formalmente que se incluyan a las Juntas Vecinales como beneficiarias de estas subvenciones, pues la legislación de régimen local de Castilla y León prevé expresamente que puedan desarrollar las competencias culturales, al prestar servicios culturales desde sus orígenes, hace siglos. La interpretación que de la normativa local hace el ILC, además de ir en contra de la Ley 1/1998 de Régimen Local de Castilla y León, va en contra de la Jurisprudencia de nuestro TSJ y del propio sentido común; pues si atendemos a este criterio del ILC, las Juntas Vecinales no podrían organizar ni sus fiestas, ni romerías, conciertos, exposiciones, concursos de pintura o de cuentos; siendo todas esas actividades ilegales.

La Junta Directiva de la Federación quiere manifestar su más grave consternación por la poca sensibilidad del ILC y por la nula capacidad jurídica de los que asesoran al Instituto provincial, pues de existir alguna duda, que no la hay, tendrían que haber buscado las vías de permitir que las Juntas Vecinales puedan recibir subvenciones, al menos en igualdad de condiciones que las asociaciones privadas. Igualmente, podrían haber consultado su opinión a la Federación de Juntas Vecinales, que para eso está.

El Presidente de la Federación, Andrés Buelta, apela a buen criterio del Presidente de la Diputación y del Diputado del ILC para que modifique en el plazo de una semana la convocatoria, en otro caso, se recurrirá ante los Tribunales de Justicia. No es de recibo que la entidad que viene manteniendo la vida cultural en los pueblos de León desde siempre, que son las Juntas Vecinales, no puedan ser beneficiarias de las subvenciones culturales de la Diputación.

Desde la Asesoría Jurídica de la Federación se recuerda a los asesores o interventores del ILC que en virtud de la Disposición Transitoria segunda de la Ley 1/1998, las competencias que las Entidades Locales Menores de Castilla y León vengan desarrollando históricamente, aunque sean competencias municipales, se consideran delegadas en las Juntas Vecinales, aunque no haya convenio de delegación. Por ello, hay argumentos de sobra para considerar beneficiarias de las subvenciones culturales a las Juntas Vecinales que acrediten que viene prestando servicios culturales en su pueblo, que son todas.

Mientras tanto, la Federación va a tramitar las subvenciones de sus asociadas a los efectos de exigir a la Diputación que sus solicitudes sean consideradas en igualdad con Ayuntamientos y Asociaciones privadas.