Nov 142013
 

miguel ángel zamora | león 14/11/2013

Francisco Sosa Wagner.Francisco Sosa Wagner.Jesús

El eurodiputado por Unión, Progreso y Democracia, Francisco Sosa Wagner, solamente se plantea su futuro político en el Parlamento Europeo, si bien de momento no ha adoptado todavía una decisión: «Rosa (Díez) me ha pedido que me lo piense, porque somos el único partido que tiene primarias para las elecciones europeas, y estoy en ello porque mi futuro político pasa únicamente por seguir en Europa. No haré política en España, si sigo solamente sería en Europa».

Sosa Wagner realizó estas manifestaciones en el transcurso de la tertulia El Filandón, que organizan La 8 de Castilla y León Televisión y Diario de León.

«Por León se puede trabajar desde el Congreso de los Diputados y también desde la Unión Europea. Las grandes cuestiones ya no se deciden en los estados, el poder que tienen es limitado. Ahora es la Unión Europea la que tiene el control, por fortuna desde mi punto de vista».

«Yo salí elegido eurodiputado con un 2,9% de los votos, que fueron unos 460.000. Las encuestas nos conceden ahora un 8,9% en el peor de los casos y hasta un 12% en los mejores. Aumentan las expectativas, eso es cierto, pero hay que cambiar la Ley Electoral. Es la única forma de que las opciones minoritarias puedan ser mayoritarias algún día. Zapatero pidió un dictamen para la reforma de la Ley Electoral porque hay que intentar que la igualdad sea real».

Contra la reforma

Sosa criticó la reforma de la Ley Local: «Queda muy bien ir a Bruselas a decir que se han suprimido 2.300 entidades pero es un dislate porque ataca a los asentamientos. Yo entiendo que el Gobierno quiera recortar en el Parlamento Europeo, pero se puede hacer una buena labor sometiendo los presupuestos a controles y no lo otro. La Ley de Régimen Local resta personalidad jurídica y es de locos pensar que el déficit de un estado como España depende de las Juntas Vecinales. Creo que es una visión errónea».

El eurodiputado de UPyD cree en el federalismo «pero bajo las directrices del modelo alemán, donde el todo cree en las partes y las partes creen en el todo. Alemania funciona bien por eso y aquí necesitaríamos un estado central más fuerte. El federalismo tiene sentido si se habla poco de él, y aquí estamos constantemente dándole vueltas. Eso lo único que hace es crear tensiones tremendas».

«Mi buen alumno, José Luis Rodríguez Zapatero, no estaríamos de acuerdo en el modelo del federalismo. De hecho nos llevamos bien, tenemos buena relación pero mantenemos discrepancias. Yo considero que el sistema político ha ido a peor indudablemente por su culpa, fue el que contribuyó a desorganizar más el Estado».

Las minas

Contó el invitado a la tertulia la anécdota de que una vez en Bruselas preguntó a un grupo de expertos en esta materia que cuándo se consideraba que una mina era rentable: «Se pusieron a mirarse unos a otros como bichos raros y no fueron capaces de contestarme. Hay regiones que han hecho muy bien las reconversiones y otras que, por desgracia, no lo han hecho tanto. La suerte de León y de Asturias depende mucho de Colonia y de Alemania».

En materia de corrupción política, el contertulio tiene claro que los políticos están para dar ejemplo. «Pero también tengo claro que hay presidentes de clubes de fútbol que han dejado a las entidades en la ruina y sin embargo nadie les dice nada, esos no sufren escraches. Hay un futbolista famoso (Caminero) que ha sido acusado hoy (por ayer) de un delito importante… y no pasa nada. Hay que ser más moderados».

Doctrina Parot

En cuanto a la sentencia del Tribunal de Derechos Humanos en contra de la doctrina Parot, a Sosa Wagner le llama la atención «más que su aprobación, la aplicación que se ha hecho en España. Los juristas que la han redactado han dicho esto como podían haber dicho lo contrario, exactamente igual y no hubiera pasado nada. Pero a mí lo que de verdad me preocupa es que el Tribunal Supremo se haya puesto de acuerdo en cinco minutos cuando hay cientos de ciudadanos esperando años por sus asuntos. Por lo visto, la Audiencia Nacional resuelve algunas cosas en cinco minutos y para otras hay que esperar lo indecible».

Se excluyó del grupo de los parlamentarios europeos que viajaban en Business Class en los aviones. «Hay siete u ocho cosas que me han imputado y nunca he hecho y sin embargo, nadie se ha enterado de que eso no era verdad. Yo no solamente hice lo del pepino (empuñó uno en el Parlamento Europeo para defender a los agricultores españoles y exigir indemnizaciones en su producción) sino que también he estado en las infraestructuras, en internet… Muchas veces lo que se hace en la UE no llega aquí».

Acaba de presentar el libro Cartas a un euroescéptico «en el que trato de dar a conocer estas cosas que no saben» y considera que en Europa no se sabe de regiones «sino de Estados. Por eso es contraproducente el caso español. Ayer había una reunión convocada por Bildu y estaban todos los medios de comunicación españoles. No es muy agradable. Cataluña está pensando en segregarse y no sabe que para estar en la Unión Europea primero tiene que llamar a la puerta. Croacia tardó diez años en conseguirlo y no es fácil porque los demás estados ven con inquietud los afanes secesionistas», explicó el invitado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: