Sep 052019
 
José Luis de la Torre, Presidente de la Federación leonesa

En opinión de De la Torre las juntas vecinales son la administración pública «más cercana al ciudadano». Por este motivo consideran que la Junta de Castilla y León debería regular su situación otorgando una mayor seguridad jurídica, además de poder disponer de una mayor financiación con ayudas directas o incluso un presupuesto anual para no depender de las subvenciones gestionadas por los ayuntamientos.

Con la nueva legislatura en curso, la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores se ha renovado con una nueva junta directiva encabezada por José Luis de la Torre, alcalde pedáneo de San Andrés de las Puentes que denuncia las carencias que ponen en jaque la supervivencia de las juntas vecinales, entre ellas la falta de una financiación directa para los pueblos con las mismas obligaciones que el resto de las administraciones pero sin apoyo económico.

«Yo entiendo que hay juntas vecinales que tienen cierta capacidad económica para subsistir pero si somos la administración más cercana a los ciudadanos debemos de tener nuestra financiación ya que se nos exigen las mismas normas que a otras administraciones como los Ayuntamientos pero sin recibir un apoyo económico», señala el presidente de la federación. «Nosotros no tenemos capacidad de recaudar impuestos y apenas tenemos subvenciones ya que estas se quedan en los ayuntamientos, la junta de Castilla y León debería de empezar a legislar en este sentido», añade.

De la Torre se muestra preocupado por el futuro de las juntas vecinales debido a la despoblación rural y la falta de recursos a lo que se suma la inseguridad jurídica lo que condiciona gravemente todas las decisiones que se tienen que tomar. «Si los presidentes de las juntas no somos capaces de ver el serio problema en el que nos encontramos y no nos unimos para reivindicar estas cuestiones y hacernos oír, las entidades locales menores estarán condenadas a desaparecer, cuando creo que estamos realizando una extensa labor», denuncia.

Por otra parte, en relación con la despoblación, el presidente señala que se podría combatir desde las juntas vecinales y una legislación más adecuada al entorno rural «para dar vida a los pueblos se necesita una legislación distinta a la de las ciudades, ya que cuando se legisla a nivel nacional todo entra en el mismo paquete sin tener en cuenta las distintas características, no es lo mismo una ciudad que un pequeño pueblo». A su juicio, «en el entorno rural las personas que en las ciudades no encuentra una oportunidad, podrían subsistir con una pequeña huerta y unos pocos animales, pero para que eso sea posible, debe de cambiar la forma de legislar».

Ante la cuestión de cuáles son las soluciones a corto plazo, el presidente considera que «lo fundamental es entender que las juntas son el primer escalón de la administración pública en la provincia de León y que el apoyo a las mismas no debe ser solo una pequeña subvención para obras, sino facilitar su funcionamiento en todos los ámbitos de sus competencias que deben hacerse de forma coordinada con el resto de administraciones». «Nuestra labor estos cuatro años estará destinada a garantizar que las juntas vecinales cuenten con una seguridad jurídica», afirma el responsable de la federación.

Por otra parte, desde la federación denuncian que las administraciones públicas no planifican la ordenación territorial pensando en ellos, ni gestionan las competencias de forma coordinada. De hecho señala que el SAM (Servicio de Ayuda a los Municipios) debería sufrir una completa reestructuración para ofrecer un servicio profesionalizado y específico a las entidades locales menores, aunque reconoce que la Diputación es la única administración con voluntad de prestar su ayuda a las entidades locales menores. «Sí es cierto que por parte de la Diputación y el Consejo Comarcal del Bierzo están ayudándonos en algunos aspectos como en la elaboración de las cuentas», afirma el presidente de la federación.

Otro problema al que se enfrentan las juntas vecinales es la preocupante falta de funcionarios de habilitación nacional en la provincia de León, «ni los ayuntamientos ni las juntas vecinales están siendo la ayuda necesaria para prestar los servicios eficazmente a los vecinos», denuncia De la Torre. Es más, asegura que las pedanías están prestando en muchos casos servicios que son competencia del Ayuntamiento —sin tener el convenio—. Por ello, cree que debería planificarse de forma más coordinada la prestación de servicios teniendo en cuenta cuales de esos servicios se pueden prestar de forma más eficiente por cada administración. Es aquí donde entra en juego la figura del secretario ya que al ser un funcionario daría mayores garantías y «si se diseñará adecuadamente la planta de los funcionarios de habilitación nacional, tanto de los ayuntamientos como las juntas vecinales podían tener una cobertura suficiente, pero la junta aún no ha hecho nada al respecto de este tema».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: