Ene 112017
 

rendiciondecuentasLa Federación de ELM denuncia la inseguridad jurídica y la falta de medios de los pueblos.

M. RABANILLO | LEÓN

Las rendición de cuentas de las juntas vecinales ha caído en picado en 2015. Los datos recabados por el Consejo de Cuentas reflejan que, desde que se vieron sometidas bajo el ‘yugo’ de la ley Montoro para rendir las cuentas de 2013, el índice de incumplimientos se ha multiplicado por 20, una vez diluida la amenaza de desaparición. En concreto, sólo el 60% de las 1.231 entidades locales menores (ELM) de la provincia han rendido sus cuentas de 2015, frente al 98% que lo hicieron en el año en el que el Gobierno aprobó la Ley Racionalización y Sostenibilidad de la Administración local.

La relajación en la rendición de cuentas de las ELM también se ha registrado a nivel autonómico. A fecha de 8 de enero de solo han rendido en todo Castilla y León 1.509 Juntas Vecinales, que representan el 67,9% de las ELM.

La amenaza de la reforma local sobre la perviviencia de las ELM que no rindieran sus cuentas disparó el índice de cumplimientos en 2013 pero sólo se circunscribía a ese ejercicio. De hecho, la rendición de 2014 también sufrió un serio retroceso del 98% al 72%.

«La valoración no puede ser más que negativa, y demuestra que muchas cosas están fallando», señala el secretario de la Federación de Leonesa de Entidades Locales Menores, Carlos González-Antón. «La primera y más grave la absoluta falta de seguridad jurídica en el funcionamiento de las propias Juntas Vecinales, que necesitan de una reforma legislativa que fije definitivamente sus competencias, su financiación y quién debe desempeñar las funciones de secretaría e intervención», argumenta el representantes del colectivo, quien añade que «la falta de implantación de un modelo rendición de cuentas eficaz que no esté sujeto a cambios tecnológicos continuos a los que no pueden acceder las pequeñas administraciones rurales».

González Antón asegura que el Gobierno de Castilla y León «ni siquiera se ha planteado como abordar la aplicación de las leyes obligatorias de la Administración electrónica a las Juntas Vecinales como se han hecho las comunidades de Asturias, Cantabria o Extremadura». A su juicio, «es obvio que el modelo asimétrico de las entidades locales menores en esta Comunidad no encaja con la visión homogeneizadora de Valladolid».

También reclama una «reforma integral» del Servicio de Atención a Municipios (SAM) que ofrece la Diputación de León. La federación considera que es necesario que tenga un servicio de atención a las pedanías «con más y mejores recursos humanos y materiales» ya que «es inconcebible que el SAM de León tenga un solo secretario con habilitación nacional».

Creer en las Juntas Vecinales

En su valoración sobre los datos registrados sobre las cuentas de 2015, González-Antón resume que «o se cree o no se cree en las Juntas Vecinales; o se quiere cumplir con nuestro Estatuto de Autonomía o nuestras leyes o no». «El futuro de las zonas rurales de la provincia depende en gran parte de que las Juntas Vecinales, grandes propietarias de territorio, puedan gestionarse adecuadamente y eso es responsabilidad de las Administraciones competentes, que además de facilitar su funcionamiento deben de dejar de poner palos en unas ruedas ya desvencijadas», añade el representante de la federación que se pregunta si «hay que esperar a que Montoro vuelva a la carga para facilitar que las Juntas Vecinales rindan cuentas?».

Abr 012015
 

reunion en el ministerioEn una reunión mantenida en el Ministerio de Hacienda y Administraciones públicas con la Secretaria General de Coordinación Autonómica y Local, Dª Rosana Navarro, y representantes de la FEMP y Federación de Concejos, Pedanías y Parroquias Rurales de España, se analizaron los datos de la rendición de cuentas de las EATIM en todo el Estado y se coincidió en resaltar el gran esfuerzo que han realizado las mismas, alcanzando unos niveles de rendición superior incluso al de los Ayuntamientos, a pesar de la escasez de medios materiales y personales que sufren nuestras entidades.

La federación agradece la disposición del Ministerio de atender a las situaciones excepcionales de las EATIM, para permitir que se justifique el cumplimiento de la obligación legal de rendición de cuentas con margen suficiente para acreditar el mismo, ya que, dada la existencia de organismos autonómicos de control de cuentas, se han detectado numerosos casos en los que las entidades han rendido cuentas ante el órgano autonómico, pero no ante el Ministerio. Por ello, los porcentajes que maneja el Ministerio se podrán elevar en el momento en el que se consoliden los listados de los distintos organismos, tarea que instarán con urgencia las organizaciones territoriales que integran esta federación.

Por otro lado, la Federación de Concejos planteó a la Secretaria General la necesidad de una reunión de trabajo con la FEMP y el Consejo General de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración local para mejorar el borrador de reglamento de este cuerpo de funcionarios de habilitación nacional en su regulación de la prestación de estas funciones en las EATIM. De cara a poder asegurar el adecuado funcionamiento de las entidades locales menores, y que puedan cumplir sus obligaciones y prestar sus servicios de forma legal y eficiente, es imprescindible regular la prestación de estas funciones de forma acorde con el reparto competencial autonómico y local y garantizado la financiación y la independencia de las EATIM. Por ello, de nuevo la Federación de Concejos reconoce la disponibilidad de la Sra. Navarro para atender a la opinión de los representantes del primer escalón administrativo del Estado, que necesita un gran esfuerzo de apoyo para modernizarse y para acceder a la administración electrónica, entre otros muchos retos. Debe plantearse un gran pacto entre todos los niveles administrativos: Estado, Comunidades Autónomas, Diputaciones, Comarcas y Municipios para defender estas pequeñas administraciones locales, que suponen la primera presencia pública en miles de pueblos de España.

Feb 082015
 

Cristobal-MontoroEl Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha abierto la mano y ha dado una última oportunidad durante el mes de enero a las entidades locales que no habían rendido cuentas para evitar su desaparición.

Esta flexibilización del plazo ha permitido que 39 pedanías presentasen sus cuentas ante los órganos fiscalizadores regionales y nacionales, lo que eleva la rendición hasta las 2.139 de las 2.224 existentes en la Comunidad, según los datos facilitados por el Consejo de Cuentas de Castilla y León.

De este modo, el porcentaje se eleva un punto y medio más en este último mes, del 94,4 por ciento que habían presentado las cuentas de 2013 a fecha 31 de diciembre hasta el 96,17 por ciento al cierre de enero.

Según informaron a este periódico fuentes oficiales del Ministerio de Hacienda y Administraciones públicas, a pesar de que la Ley de Racionalidad y Sostenibilidad de la Administración Local impulsada por Cristóbal Motoro marcaba como límite el 31 de enero, desde el Ministerio se han puesto en contacto con las 124 entidades sobre las que pendía el riesgo de desaparición para dar «una última oportunidad» a través de un requerimiento antes de poner en marcha los procesos de disolución.

Un último ‘empujón’. De este modo, de las 75 localidades pendientes de rendir cuentas de la provincia burgalesa, a lo largo del mes de enero lo han hecho 27, lo que reduce el número de las que podrían desaparecer e integrarse dentro de otro municipio a 48.

En el caso de Palencia, de las nueve sobre las que pendía la ‘espada de Damocles’ de la desaparición, a finales de enero el número se limitaba a cinco.

En Zamora, donde faltaban dos entidades locales por cumplir con la obligación, ya lo han hecho a lo largo del mes de enero; mientras que en Soria, de las once que tenían pendiente rendir cuentas, lo han hecho otras dos.

El resto, corresponden a la provincia de León, donde otras cuatro entidades locales menores se librarían de la desaparición administrativa tras rendir cuentas en el mes de enero, lo que reduce el número de 25 a 21.

Donde no se ha movido la cifra es en Salamanca, que de once que faltaban, y por lo tanto incurrirían en causa de disolución, a finales de enero la cifra se mantenía, según los datos facilitados por el Consejo de Cuentas de Castilla y León.

Las pedanías del resto de las provincias ya cumplieron con la obligación de rendir cuentas dentro del plazo previsto, el 31 de diciembre de 2014.

Escasa población. La mayoría de las entidades locales menores que no han cumplido, a excepción de Veguellina de Orbigo, están por debajo de los 300 habitantes. Alguna, con un solo habitante se ha resistido a perder el nombre. Es el caso de Presillas, presentó las cuentas en los órganos fiscalizadores el 5 de enero.

En el Consejo de Cuentas de Castilla y León no han tenido comunicación oficial del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas sobre la decisión de ampliar el plazo, si bien recuerdan que la herramienta para la rendición de la cuentas está continuamente activa.

Desde el ministerio que dirige Cristóbal Montoro no precisan el plazo exacto que dan a las entidades incumplidoras hasta el momento, aunque sí que indicaron que en próximas fechas se conocería el dato exacto.

Tras la entrada en vigor de la ley de Racionalidad y Sostenibilidad de la Administración Local, al inicio de 2014, tanto la Junta de Castilla y León, como el Consejo de Cuentas y las diputaciones provinciales -en especial las de Burgos, León y Palencia- pusieron en marcha medidas para ayudar a las pedanías a presentar sus cuentas y evitar su desaparición.

De este modo, y ante la presión de la nueva normativa, las entidades locales menores y las pedanías han acelerado su cumplimiento en la rendición de cuentas y el porcentaje ha pasado del 30 a más del 96 por ciento en solo cuatro años años.

Una vez que el Ministerio de Hacienda determine quién ha cumplido y quién no con la obligación de la rendición de cuentas, tiene que ser la Administración regional la que dé inicio a los procedimientos para la integración de las entidades incumplidoras dentro de los municipios a los que pertenecen.

PABLO ÁLVAREZ / Valladolid

Sep 082014
 

logo rendición de cuentas A la vista de los datos que facilita el Ministerio de Hacienda y Administraciones Locales a fecha de este fin de semana el 41% de las Juntas Vecinales de León ya tenía sus cuentas rendidas en la plataforma del Ministerio. Hay que tener en cuenta que muchas otras ELM ya las tienen depositadas en el SAM de la Diputación Provincial o en el Consejo Comarcal del Bierzo, pero no han sido entregadas al Ministerio por los servicios que se han reforzado para esta tarea.

La Federación Leonesa de Entidades Locales Menores está trabajando para lograr que todas las Juntas Vecinales de León lleguen a tener sus cuentas rendidas ante el Ministerio antes del 31 de diciembre de 2014, fecha que fija la Ley como requisito para no ser suprimidas por la Comunidad Autónoma.

León es la provincia que tiene porcentualmente más cuentas rendidas de la Comunidad Autónoma en lo que va de año: León: 41%, Burgos: 18%; y Palencia un 14%),

También debe reconocerse el gran esfuerzo que se está haciendo en los últimos años. Pues de un 8% de pueblos de León que rindieron cuentas en el 2009, se ha pasado a un 62% en 2012. La Federación espera que este año se sobrepase el 90%, aunque desea que aquellos pueblos que nunca han presentado cuentas lo hagan antes de fin de año y se pueda llegar al 100%, pues en caso contrario desaparecerían, pasando todos sus bienes y patrimonio al Ayuntamiento respectivo.

Estos datos, extraídos de la información del Ministerio se pueden consultar en una tabla interactiva en la web de la Federación: http://concejos.org/cuentas_leon

La Federación quiere agradecer a la Junta de Castilla y León su aportación a las Diputaciones Provinciales y al Consejo Comarcal del Bierzo, para la contratación de más personal, pero les pide encarecidamente que refuercen el esfuerzo de concienciación a las pocas Juntas que todavía no han entregado sus cuentas a estas Administraciones. Igualmente, pide que haya la máxima transparencia en la información sobre los plazos de tramitación de las cuentas tanto en el SAM como en el Consejo Comarcal. Los meses que faltan hasta fin de año son imprescindibles para lograr que todas las Juntas lleguen a tiempo, para tener rendidas, al menos las cuentas de 2013.

Por otro lado, la Federación leonesa está trabajando en el seno de la Federación autonómica y de la estatal, con el apoyo de la FEMP, para lograr que el régimen jurídico de presupuestos, equilibrio de gastos, y rendición de cuentas se adapte a las peculiaridades de las pequeñas Entidades Locales Menores. También está promoviendo una campaña de modernización de este primer nivel de Administración pública de España.

La Federación entiende que es el momento de que todas las Administraciones y todos los responsables públicos y políticos, en vez de criticarse mutuamente, luchen por modernizar las Juntas Vecinales y lograr que todas rindan cuentas. La Federación está asesorando a sus asociados en todos los trámites que le están requiriendo y anima a los más rezagados a que no se descuiden en estos meses cruciales.

Los que quieran conocer si su Junta Vecinal ha rendido ya cuentas de 2013 lo puede hacer en el siguiente enlace:

http://www.rendiciondecuentas.es/es/consultadeentidadesycuentas/buscarCuentas/

 

Las Juntas Vecinales de la Provincia y de la Comunidad no han tenido el apoyo para modernizarse que han tenido otros niveles administrativos, por esto es el momento de que todos apuesten no solo por exigir la rendición de cuentas, sino por un apoye real para que se modernicen, para seguir prestando su servicio a las pequeñas comunidades rurales. Y en este punto la Provincia de León con 1232 Entidades Locales Menores (de las 3716 en toda España, y 2225 en Castilla y León) debe liderar este impulso de modernización.