Sep 082014
 

logo rendición de cuentas A la vista de los datos que facilita el Ministerio de Hacienda y Administraciones Locales a fecha de este fin de semana el 41% de las Juntas Vecinales de León ya tenía sus cuentas rendidas en la plataforma del Ministerio. Hay que tener en cuenta que muchas otras ELM ya las tienen depositadas en el SAM de la Diputación Provincial o en el Consejo Comarcal del Bierzo, pero no han sido entregadas al Ministerio por los servicios que se han reforzado para esta tarea.

La Federación Leonesa de Entidades Locales Menores está trabajando para lograr que todas las Juntas Vecinales de León lleguen a tener sus cuentas rendidas ante el Ministerio antes del 31 de diciembre de 2014, fecha que fija la Ley como requisito para no ser suprimidas por la Comunidad Autónoma.

León es la provincia que tiene porcentualmente más cuentas rendidas de la Comunidad Autónoma en lo que va de año: León: 41%, Burgos: 18%; y Palencia un 14%),

También debe reconocerse el gran esfuerzo que se está haciendo en los últimos años. Pues de un 8% de pueblos de León que rindieron cuentas en el 2009, se ha pasado a un 62% en 2012. La Federación espera que este año se sobrepase el 90%, aunque desea que aquellos pueblos que nunca han presentado cuentas lo hagan antes de fin de año y se pueda llegar al 100%, pues en caso contrario desaparecerían, pasando todos sus bienes y patrimonio al Ayuntamiento respectivo.

Estos datos, extraídos de la información del Ministerio se pueden consultar en una tabla interactiva en la web de la Federación: http://concejos.org/cuentas_leon

La Federación quiere agradecer a la Junta de Castilla y León su aportación a las Diputaciones Provinciales y al Consejo Comarcal del Bierzo, para la contratación de más personal, pero les pide encarecidamente que refuercen el esfuerzo de concienciación a las pocas Juntas que todavía no han entregado sus cuentas a estas Administraciones. Igualmente, pide que haya la máxima transparencia en la información sobre los plazos de tramitación de las cuentas tanto en el SAM como en el Consejo Comarcal. Los meses que faltan hasta fin de año son imprescindibles para lograr que todas las Juntas lleguen a tiempo, para tener rendidas, al menos las cuentas de 2013.

Por otro lado, la Federación leonesa está trabajando en el seno de la Federación autonómica y de la estatal, con el apoyo de la FEMP, para lograr que el régimen jurídico de presupuestos, equilibrio de gastos, y rendición de cuentas se adapte a las peculiaridades de las pequeñas Entidades Locales Menores. También está promoviendo una campaña de modernización de este primer nivel de Administración pública de España.

La Federación entiende que es el momento de que todas las Administraciones y todos los responsables públicos y políticos, en vez de criticarse mutuamente, luchen por modernizar las Juntas Vecinales y lograr que todas rindan cuentas. La Federación está asesorando a sus asociados en todos los trámites que le están requiriendo y anima a los más rezagados a que no se descuiden en estos meses cruciales.

Los que quieran conocer si su Junta Vecinal ha rendido ya cuentas de 2013 lo puede hacer en el siguiente enlace:

http://www.rendiciondecuentas.es/es/consultadeentidadesycuentas/buscarCuentas/

 

Las Juntas Vecinales de la Provincia y de la Comunidad no han tenido el apoyo para modernizarse que han tenido otros niveles administrativos, por esto es el momento de que todos apuesten no solo por exigir la rendición de cuentas, sino por un apoye real para que se modernicen, para seguir prestando su servicio a las pequeñas comunidades rurales. Y en este punto la Provincia de León con 1232 Entidades Locales Menores (de las 3716 en toda España, y 2225 en Castilla y León) debe liderar este impulso de modernización.

Jun 302014
 

La Federación de Entidades Locales Menores celebró en Columbrianos la Fiesta de los Concejos.

 Los representantes de Nogarejas de la Valdería recogieron el reconocimiento de manos de Vuelta. - l. de la mata
  • El Alcalde de Nogarejas, Olivio Campo, recoge el reconocimiento de manos de Andrés Buelta. – l. de la mata
m. j. alonso | ponferrada 30/06/2014

La pedanía ponferradina de Columbrianos acogió ayer la primera Fiesta de los Concejos de León, organizada por la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores con un fin eminentemente reivindicativo, el de poner en valor el trabajo y el papel que desarrollan desde hace siglos —pero sobre todo con la vista puesta en el futuro— las juntas vecinales de la provincia, que son más de 1.200.

Fue una celebración novel organizada por un colectivo que apenas tiene año y medio de vida pero que se ha erigido fundamental para trabajar por el mantenimiento de las pedanías en un momento «crucial», tal y como reconoció el secretario general de esta federación, Carlos González Antón. «Este año tenemos que adaptarnos a la nueva normativa de rendición de cuentas y la junta vecinal que no presente sus cuentas a fecha 31 de diciembre será suprimida y sus bienes y sus ingresos pasarán al ayuntamiento», recordó. En este sentido, una de las reivindicaciones más mencionadas ayer fue el necesario apoyo que deben prestar las administraciones superiores, caso de la Junta de Castilla y León y de la Diputación Provincial, para que las pedanías puedan rendir cuentas y sobrevivir a un momento complejo.

«Hoy un presidente de una junta vecinal no tiene ni idea de cómo hacer este tipo de cosas», afirmó el secretario general de la Federación de Parroquias Rurales de Asturias y presidente de la federación nacional, José Manuel García del Valle. Él fue el invitado de honor en la fiesta de ayer, entre otras cosas porque el colectivo que él encabeza —que aglutina a 39 juntas vecinales— es un ejemplo a seguir, con 16 años de historia y muchos logros a sus espaldas.

Más participación

«En nuestro caso hay una sintonía total con la administración del Principado de Asturias, participamos en todos los órganos, en el propio Parlamento, en comparecencias y en todas las comisiones que se crean sobre el tema del medio rural. Eso es a lo que hay que llegar aquí», consideró García del Valle, entendiendo que en el caso concreto del Bierzo debe ser el propio Consejo Comarcal el que medie entre las entidades locales menores y la Junta y la Diputación para garantizar la pervivencia y los intereses de las primeras. «Lo que hay que hacer es poner personal a disposición de las juntas para la elaboración de las cuentas», afirmó.

«Yo creo que no tiene que haber diferencias entre comunidades autónomas. Con la incidencia que las juntas vecinales tienen en Castilla y León (hay más de 2.000), el gobierno autonómico tiene que llegar a un entendimiento con la Federación», añadió Manuel García del Valle, explicando que en su caso, el propio Principado financia la contratación de personal para poder atender todas las demandas burocráticas y de petición de subvenciones de las pedanías a las que representa.

En este sentido, el secretario general de la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores aprovechó para agradecer a la Junta que «recientemente haya dado unos ayudas económicas importantes tanto al Consejo Comarca como a la Diputación para apoyar en la elaboración técnica de las cuentas».

Según los últimos datos aportados por las institución berciana, en la comarca hay más de sesenta juntas vecinales que deben presentar su contabilidad si no quieren dejar de existir como órgano independiente.

Jun 202014
 

Sesenta y dos pedanías desaparecerán a final de año si no rinden cuentas al SAM

El Consejo avisa a los pedáneos para que fiscalicen su gestión o quedarán disueltas.

  • Andrés Buelta, Alfonso Arias y Tósimo Miguel, ayer en la sede del Consejo. - ana f. barredo
    Andrés Buelta, Alfonso Arias y Tósimo Miguel, ayer en la sede del Consejo. – ana f. barredo

C. FIDALGO | PONFERRADA 20/06/2014

Más de la quinta parte de las juntas vecinales del Bierzo —62 de las 287— están «en riesgo de desaparecer» a final de año si no presentan sus cuentas ante el Servicio de Asistencia a Municipios (SAM) para que los técnicos las fiscalicen. Así lo advirtió ayer el presidente del Consejo del Bierzo, Alfonso Arias, antes de hacer un llamamiento a la responsabilidad de los 62 pedáneos que todavía no han cumplido con su obligación para que den cuenta de su gestión en el servicio que la Diputación ha crecido a la institución comarcal antes de que acabe el plazo legal el 31 de diciembre de este año. De lo contrario, insistió, quedarán disueltas por ley.

Arias convocó ayer una rueda de prensa junto al presidente de la Federación Leonesa de Entidades Menores, Andrés Buelta, para advertir a los pedáneos del riesgo que corren y recordar que el SAM es un servicio gratuito. «En ningún momento hemos planteado una tasa», aseguró. Y de plantearse, añadió, afectaría sólo a las pedanías con más recursos, por lo que no tienen justificación si no rinden cuentas del dinero público que manejan.

«El lobo a venido para quedarse y el que no haya cumplido se va», advirtió, más gráficamente, Andrés Buelta, después de avisar a los pedáneos del riesgo de «perder derechos territoriales imposibles de recuperar» si permiten que sus pedanías se disuelvan por no rendir cuentas. A su lado, el también vocal de la Federación Leonesa de Entidades Menores, Tósimo Miguel, no dejó de opinar que se debería actuar contra los pedáneos negligencias, en lugar de perjudicar a los vecinos de as pedanías afectadas con la disolución de la administración local que tienen más próxima.

El Consejo prefirió no hacer pública la lista de los pedáneos que todavía no han cumplido con su obligación porque tienen de plazo hasta final de año. Arias despejó en principio cualquier suspicacia respecto a la posibilidad de algún pedáneo haya decidido no presentar las cuentas para tapar ilegalidades en su gestión. «No creo que el problema sea que haya cometido irregularidades. Estamos hablando de pueblos muy pequeños y de personas con baja capacitación», afirmó, atribuyendo la situación más bien a «una dejación de funciones».

Arias recordó que precisamente para facilitarles la tarea, el Consejo pone a disposición de los presidentes de las juntas vecinales el SAM, que cuenta con nueve técnicos, incluyendo a un secretario y un asesor jurídico y a los responsables de programa de pequeñas obras que cada año reparte 600.000 euros procedentes de la Diputación.

24.400 euros de la Junta

El Consejo acaba de recibir 24.400 euros más de la Junta de Castilla y León que se suman a los 90.000 concedidos el año pasado para recortar el déficit del SAM. Con todo, Arias, recordó que la financiación del servicio sigue siendo insuficiente para todo el trabajo que hacen.

May 232014
 

Las juntas vecinales de Ponferrada claman contra el abandono por el Ayuntamiento

Acusan al bipartito de no recibirles desde el pasado 14 de marzo.

  • Pedáneos de Ponferrada, ayer en rueda de prensa. - m. m.
    Pedáneos de Ponferrada, ayer en rueda de prensa. – m. m.
 Manolo Macías | Ponferrada 23/05/2014

Trece de las diecinueve juntas vecinales de Ponferrada levantaron ayer la voz contra el abandono al que, a su juicio están siendo sometidos por el alcalde de Ponferrada y el concejal de Medio Rural. Así lo manifestaron ayer en rueda de prensa los portavoces de este colectivo al recordar que desde el pasado 14 de marzo en que mantuvieron la última reunión con el equipo de Gobierno no han vuelto a tener noticias del ayuntamiento de la capital del Bierzo.

«Nos trató con mucha amabilidad, pero no nos dio ninguna solución a los problemas que les planteamos, por lo que los problemas siguen», apuntó el presidente de la Junta Vecinal de Santo Tomás de las Ollas, Carlos Fernández, quien le recordó al equipo de gobierno de Ponferrada su promesa de que en el plazo de un mes se pondrían en contacto con las pedanías para darles alguna solución. «Ha pasado ese mes y otro más y seguimos esperando» lamentaron.

Entre las reivindicaciones que las juntas vecinales han puesto sobre la mesa del ayuntamiento se encuentran temas como la situación en la que se encuentran los caminos de las juntas vecinales o la apertura de carpas durante las fiestas patronales de estas localidades. «Hay caminos que están intransitables, se lo han comunicado y su contestación ha sido que fuera de la zona urbana no van a arreglar nada. Pero esta es gente que está pagando sus impuestos igual», apuntó la pedánea de Fuentesnuevas, Mari Crespo.

Con respecto a las carpas, los pedáneos han denunciado el perjuicio que se les causa al negarse la apertura de estos establecimientos durante las fiestas patronales «pues las juntas vecinales tienen pocos ingresos y ésta era una forma de aumentarlos», apuntó el pedáneo de Columbrianos, Andrés Vuelta, quien advirtió al bipartito de que se mantendrán vigilantes sobre si esta negativa se mantendrá con motivo de la celebración de las fiestas de la Encina y durante el Mundial de Ciclismo.

Por su parte la pedánea de Peñalba recordó el problema que sufre la localidad con la traída de agua, mientras que el presidente de la junta vecinal de Toral de Merayo se preguntaba por la finalidad de crear un sillón número 26 en el pleno municipal para dar voz a los vecinos «cuando no se nos recibe a las juntas vecinales».

Las pedanías han optado por dar al regidor y su equipo un margen de confianza, transcurrido el cual, la mesa de trabajo volverá a reunirse para plantearse otras alternativas.

Dic 082013
 

El latir de un pueblo

Manuel Fraga envió en los años 60 el aparato que inauguró en Carrizal de Luna el primer teleclub de la zona, que mantiene una intensa actividad
Elena F. Gordón       07/12/2013 Leonoticias.com
ICAL Tele-Club de la localidad leonesa de Carrizal de Luna. (Foto: Campillo)

ICAL Tele-Club de la localidad leonesa de Carrizal de Luna. (Foto: Campillo)
Bar, discoteca, restaurante, biblioteca, salón social… “Esto es todo y aquí se hace de todo”. Así resume Urcisino Díez  la esencia del teleclub, un espacio mucho más concurrido de lo que cabría imaginar en un pueblo con una treintena de habitantes censados. “Antes había más gente, igual hubo 50 y ahora somos 20 y pico. En verano, más, pero en noviembre se marchan y hasta abril no los ves”, afirma el ex pedáneo de Carrizal, ex concejal del municipio al que pertenece la localidad, Soto y Amío, y encargado de turno del local, por todos conocido como Sino. Nadie mejor que él para resumir la historia de este recinto cuya actividad y afluencia de público -llegado también de otros pueblos y otras comarcas- sorprende.El teleclub nació después de que una maestra de la localidad de Garaño sugiriese a los vecinos solicitar un televisor al entonces ministro de Información y Turismo, Manuel Fraga. “Nos dio la dirección y le escribió un fraile que murió el año pasado, que estaba en Brasil y venía aquí de vacaciones, Laurentino Álvarez Díez. Era la época en la que se fundaron”, recuerda Sino. La carta surtió efecto y Carrizal de Luna estrenó en los años 60 el primer teleclub del entorno.

“No había ni una tele en las casas. Fue la primera del pueblo y de toda la zona. Nos contestó la carta diciendo que sí, que nos la concedían y tuvimos que ir a León a recogerla y la trajeron en el coche de línea”, relata como si hubiera ocurrido ayer mismo. El teleclub se abrió en el espacio que ocupaba la escuela ya cerrada del pueblo, de la que conserva algunos mapas y libros. “Los últimos que estudiaron en ella ya tienen hoy 65 o 66 años”, puntualiza.

Belén Martínez y Yolanda Otero preparan unas patatas con jabalí. (Foto: Campillo)

Una revolución en el pueblo

La llegada de la televisión supuso una lógica revolución. “El día que había toros venían aquí los de otros pueblos para ver las corridas. Los toros, el fútbol y la Semana Santa, lo que más”, subraya y matiza… “¡Cuidado, que las mujeres rezaban aquí y todo y nos reíamos a lo grande”. “Aquí justo era la vivienda de la maestra y estaba todo medio caído, teníamos una mesa y cuatro gaseosas y coca colas y era donde nos reuníamos y nos juntábamos”, explica. El teleclub funcionaba ya entonces por turnos, como ahora y cada 15 días un vecino se hace cargo de atender a la variada clientela del local. “La diferencia es que antes éramos muchos para hacernos cargo de esto y ahora sólo cinco. No hacemos cuentas ni nada… y los precios son de saldo, esto es nada más que cambiar el dinero pero como no tenemos más gasto que la luz…”.

Teleclub de la localidad leonesa de Carrizal de Luna. (Foto: Campillo)

Un ‘After Hour’ rural

Una estufa-bidón calienta una de las estancias, amueblada “de esa manera… el alcalde nos dio sillas que quitó él” y donde un día lució el aparato llegado de la capital de España hoy contemplan una gran pantalla de plasma de última generación. Un armario alberga numerosos libros, “algunos de la escuela y algunos que mandaban; hay gente que sí los lee y otros ni los miran”. El teleclub tiene horario nocturno. En verano abre sobre las 11 hasta la una y media aproximadamente, “y ahora en invierno, a las diez o diez y media y normalmente hasta las dos, como poco, no marchan de aquí. Echan unas partidas y el tiempo se va”.

De hecho, dos de los asiduos más veteranos, Perfecto Álvarez y Arsenio Fernández, reconocen que muchas noches, “nos dan aquí las tres y pico o las cuatro de la mañana”. A sus 81 y 78 años, respectivamente, disfrutan como los que más de la compañía y del ambiente. “Hay que mirar por los pueblos pequeños”, defienden mientras aseguran que el teleclub “todos son bienvenidos”. Los cuatro chavales del pueblo y los que llegan de fuera también allí un espacio de convivencia. “Los niños a diario no vienen porque tienen que madrugar pero los fines de semana sí”, dice Sino. Preguntado sobre que es lo que más le gusta del teleclub, responde Raúl, uno de los pequeños: “Concretamente, todo”.

Los vecinos de Carrizal , Arsenio Fernández y Perfecto Álvarez. (Foto: Campillo)

La caza, denominador común

Hoy toca cena y el teleclub está lleno. Una hembra de jabalí cazada hace unos días protagoniza el menú de patatas, carne guisada y tarta de queso que completan con vino, café, pastas y orujo y una copa. Por todo ello pagan un precio casi simbólico que sirve para cubrir gastos. Las cocineras y camareras son un grupo de mujeres que dedican toda la tarde a preparar los alimentos y que de forma voluntaria se encargan de atender a los comensales. Ellas cenan después, mientras el resto calienta motores con el primer ‘cubata’. Después, para quien quiera, hay baile y lo que cada uno aguante.

En torno a la mesa se juntan 40 y pico personas y han llegado a estar, comentan, hasta 60. La frecuente y tradicional presencia de cazadores de la zona propicia estos encuentros sociales y gastronómicos a los que acude gente que se desplaza unos cuantos kilómetros para encontrar en un apartado y pequeño pueblo una ‘marcha’ que para sí quisieran muchos bastante más grandes y poblados. La caza es la especialidad de la casa pero nadie desprecia una paella, un cordero o un pulpo en estas reuniones en las que se extiende a los llegados de fuera -habituales o casuales- el clima de convivencia que propicia el recinto.

“Todos nos entendemos y procuramos colaborar un poco”, señala una de las cocineras. “Los fines de semana hacemos cenas aquí y viene gente conocida de otros pueblos. Hay buen rollo. Vienen hasta de León y de todos los alrededores”, explica una de las comensales. “Es un ambiente muy familiar. Aquí puedes hacer lo que tú quieras. Yo llevo viniendo 17 años”, señala otra a la que le sigue una tercera: “Yo llevo 27 años viniendo. Ahora está mucho mejor. Me acuerdo que mi suegra me contaba cuando traían cada uno platos de casa y cubiertos y todo y no tenían agua”.

También tiene recuerdos vinculados al teleclub desde hace décadas el alcalde del municipio, Miguel  Ángel González Robla. “Ya iba de chaval y jugábamos a las siete y media. Allí la gente se entera de todo lo que pasa por la zona y lo comenta. Es como un pequeño parlamento con un ambiente muy distendido, donde todos se conocen, sean de donde sean”. El Ayuntamiento ha hecho distintas aportaciones de mobiliario y electrodomésticos. Estamos para atender a los vecinos”, señala mientras comparte mesa con el pedáneo de Carrizal, Eloy Álvarez, los habituales y algunos invitados. En el propio municipio hay otro teleclub y varios más en la provincia pero todos coinciden en que la afluencia, el ambiente y la actividad de este es superior a la habitual.

El espíritu de este teleclub lo concreta Sino: “Lo mejor es la unión y que nos vemos. Si no, nos tendríamos que saludar los que vamos a misa. Los jubilados andan por ahí, el resto a trabajar y todas las noches nos juntamos aquí. En pocos pueblos habrá tanta convivencia. Todo Dios se habla, con unos más que con otros, pero todos”, sentencia.

Uno de los vecinos se calienta en el brasero del teleclub. (Foto: Campillo)

Exterior del teleclub de la localidad de Carrizal de Luna. (Foto: Campillo)