Oct 202013
 

Más de 4.000 personas se dan cita en el ‘corazón de León’ para dar alas a la batalla por la defensa de las juntas vecinales

Colectivos de Cantabria, Asturias y Castilla y León advierten que con las juntas vecinales desaparecerá una forma de vida y la economía de estos pueblos. 
A. Cubillas / @And_Cubilllas       20/10/2013
Banderas de León, Asturias, Cantabria o El Bierzo se han entremezclado con los pendones.

Banderas de León, Asturias, Cantabria o El Bierzo se han entremezclado con los pendones.
Más de 4.000 personas han dado alas este domingo a la batalla por la continuidad de las juntas vecinales en una manifestación que ha conseguido reunir a ciudadanos de todo el noroeste español en defensa de un “derecho democrático y de nuestra tradición”.

Leoneses llegado de todos los rincones de la provincia se han dado la mano con sus vecinos los asturianos y los cántabros para dar un toque de atención al Gobierno central al que le recuerdan las terribles consecuencias que tendría para miles de pueblos la aprobación de la reforma local, que en la actualidad se encuentra en trámite parlamentario.

Una protesta con un importante carácter reivindicativo donde banderas de León, El Bierzo, Asturias y Cantabria se han entremezclado con los vivos colores de los pendones leoneses, emblema de una tierra que ve ahora ve peligrar el futuro de otra de sus señas de identidad.

Con pancartas en las que se podía leer ‘Concejos, tradición en democracia’, ‘Más juntas vecinales y menos Junta de Castilla y León’ y ‘No al expolio de las parroquias rurales’, cientos de personas han participado en esta manifestación que ha partido de la plaza de Guzmán y que ha estado acompañada por pitos de protesta, los himnos leoneses y asturianos.

Una forma de vida que se muere

Una protesta marcada por el repicar constante de la campana de una iglesia, esa que como las juntas vecinales son partes del mundo rural y que representan una forma de vida que  “ahora el Gobierno nos quiere robar”.

Al menos así lo entiende Elías Álvarez Rico, portavoz del Frente en Defensa de las Juntas Vecinales, que advierte de que la reforma local acabaría con la economía leonesa al suprimir los órganos que tienen en sus manos el 55% de la provincia.

Una movilización que se viene a sumar a las diferentes actuaciones que han ido desarrollando  a lo largo de estos meses desde la Federación Estatal de Concejos, Parroquias Rurales y Pedanías que ha mantenido reuniones con todas las administraciones, recibiendo como respuesta la necesidad de que se mantenga las juntas vecinales.

La persistencia de los concejos como el primer escalón de administración local es absolutamente necesaria. Entendemos que la ley técnicamente es mejorable por lo que confiamos en que llegue la racionalidad”, señaló Carlos González Antón, secretario de la federación, que recuerda que mientras en otros regímenes están a favor de la creación de gobierno en las comunidades locales, en España “vamos en el sentido contrario”.

Los pendones han hondeado en la capital en defensa de los concejos.

Desconocimiento de las consecuencias

En este sentido, Antón entiende que no se puede concebir que el Gobierno quiera suprimir  el carácter de administración pública a una de las más antiguas de España y Europa, instaurada desde la Edad Media. De ahí que desde la federación busquen que se consolide como patrimonio inmaterial a través de la Unesco.

Una alternativa que podría evitar la supresión de las juntas vecinales que sin embargo solo necesitan que el Gobierno acoja en su reforma local las enmiendas propuestas por la federación y acogidas por grupos políticos y al Federación España de Municipios y Provincias.

“Uno de los problemas es que las juntas vecinales se concentran principalmente en el noroeste y los legisladores no tenían el conocimiento para saber realmente lo que están haciendo”, lamentó Antón, que recordó la plena disposición a rendir cuentas de las juntas vecinales que requieren para ello de plataformas electrónicas.

Una protesta que se cerró con la lectura del manifiesto a cargo del periodista y escritor Pedro Trapiello que cerró clamando la frase de ‘no al expolio y sí a la democracia y al gobierno del pueblo’

Cabecera de la manifestación en defensa de las juntas vecinales.

Más de 4.000 personas se han citado en León en defensa de las juntas vecinales.

Los manifestantes recuerda que lo que sobran son los políticos.

Cientos de personas, principalmente residentes del mundo rural, han secundado la protesta.

Los manifestantes recuerdan la graves consecuencias de la supresión de las juntas.

Los manifiestantes exigen la supervivencia de los concejos.

Más de 4.000 personas han salido a la calle en defensa de las juntas vecinales.

 

Sep 162013
 
MAÑANA MARTES 17, LA FEDERACIÓN DE LEÓN HARÁ UNA DECLARACIÓN SOBRE LA VALORACIÓN DE LA DIPUTACIÓN DE LA REFORMA LOCAL
La noticia que recoge la valoración está en el siguiente enlace:
La Diputación aplaude la reforma local, que permite a los municipios la supresión de juntas vecinales
Isabel Carrasco valora que las instituciones provinciales no tengan que asumir las competencias municipales de servicios básicos y que su papel sea meramente “coordinador”
Luis V. Huerga / @luisvhuerga       16/09/2013
La configuración administrativa de la provincia de León se encuentra pendiente de la aprobación definitiva de las leyes que, tanto a nivel estatal como autonómico, se están impulsando. Las juntas vecinales parecen el eslabón más débil de una cadena administrativa que pasa ahora a revisión. Serán los municipios quienes ejecuten, en caso de que sea necesario, la temida supresión de estas entidades locales menores, si los problemas económicos del Ayuntamiento así lo requieren.El grupo de trabajo para el futuro de las diputaciones de la institución provincial leonesa ha mantenido un encuentro este lunes en el que el catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de León, Tomás Quintana, ha desgranado los entresijos de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, que sí contempla la desaparición de las entidades locales menores, que la provincia alberga en su mayoría.En caso de que un ayuntamiento tenga que realizar un plan económico y financiero debido a sus deudas, una de las medidas que se contempla es la supresión de sus juntas vecinales para aliviar gastos, una decisión que sólo compete al propio municipio. Quintana ha asegurado que “es difícil” que un ayuntamiento que se vea obligado a configurar un plan de ese tipo albergue juntas vecinales “que estén bien” económicamente, por lo que defiende la medida como razonable.

Imagen de la celebración del encuentro del grupo de trabajo de la Diputación. (Foto: Campillo)

Un papel de “coordinación”

La presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, ha explicado por su parte que se trata de una legislación “para toda España”, a pesar de que León cuenta con la “peculiaridad” de contar con una amplia extensión administrativa con presencia de estas entidades locales menores que, en muchos casos, “no cuentan con vías de financiación propia”.

Por otro lado, la presidenta se ha mostrado “satisfecha” porque la última versión de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local evite que sean las diputaciones las que asuman la prestación de servicios básicos obligatorios en caso de que un municipio no los pueda asumir. Las instituciones provinciales, en este sentido, pasarán a “asumir solo” una labor de “coordinación en la prestación de forma conjunta para una mayor funcionalidad y menor coste”.

Isabel Carrasco ha señalado que se trata de un papel similar al actual con respecto a las competencias municipales, mediante el que la Diputación de León ya ha impulsado algunas medidas como la Central de Compras o el sistema de recaudación tributaria. La Junta de Castilla y León sí asumiría competencias relacionadas con la Sanidad, los Servicios Sociales o la Educación.

El catedrático Tomás Quintana (d) durante su participación en el encuentro. (Foto: Campillo)

Las mancomunidades “voluntarias”

Por otro lado, también ha mostrado su acuerdo con el hecho de que la ley plantee la desaparición del llamado “coste estándar” en la prestación de los servicios porque “no se ajusta a la realidad” para pasar a contemplar un “coste efectivo” en función de cada uno de los territorios porque “un servicio no cuesta lo mismo en un pueblo que en otro”.

Además, la ley plantea que serán los propios municipios los que decidirán de forma “voluntaria” la creación de mancomunidades, aunque la Junta de Castilla y León “prevé estímulos fiscales y financieros” para estos modelos de organización administrativa. “La administración no puede obligar, pero sí fomentar”.

A juicio de Carrasco, se trata de una “ley complicada” que pasa ahora a trámite parlamentario, por lo que puede sufrir modificaciones con respecto al texto aprobado ya por el Consejo de Ministros. Un parlamentario nacional del PP de León, Eduardo Fernández, será uno de los ponentes de la nueva ley.

 

En Ileon tambien se recoge dicha valoración de la Diputación provincial de León y del Catedrático Tomás Quintana:

Por Elena F. Gordón / Ical | 16/09/2013

La reforma local suprimirá las pedanías de los municipios que precisen un plan económico de supervivencia.

La presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, reconoció este lunes que la institución provincial está “mucho más tranquila” después de constatar que la reforma local no obligará a la entidad a asumir los servicios básicos que prestan municipios, mancomunidades o pedanías cuya situación les impida ofrecerlos. “Se ha suprimido esa parte que contemplaba que tenían que pasar un examen y si no lo superaban debíamos asumirlo nosotros y estamos satisfechos porque no queremos sustituir a nadie”, subrayó.

Eso no implica que la Diputación se desentienda de labores de coordinación y apoyo que ya presta en la actualidad, matizó Carrasco. De hecho, ya se trabaja en fórmulas para prestar servicios de forma más eficaz y coordinada para conseguir también un ahorro Isabel Carrasco destacó ese cambio en el texto de la norma de rango estatal que recientemente inició su tramitación parlamentaria después de presidir la reunión del grupo de trabajo creado en la Diputación para abordar la reforma local y en el que participa el catedrático Tomás Quintana.

El profesor reconoció que la propuesta del Gobierno plantea que los municipios que deban poner en marcha un plan económico-financiero para sanear sus cuentas deberán suprimir las entidades locales menores. Una situación que, a su juicio, no perjudica especialmente a las juntas vecinales porque considera que es complicado que las pedanías tengan una buena situación si no la hay en su municipio de cabecera. “Cuando se presenten las cuentas veremos cómo están”, comentó. En lo que respecta a las mancomunidades, cuya constitución y pertenencia es voluntaria, Quintana señaló que la norma estatal no contempla su desaparición y la que prepara la Junta en estos momentos prevé estímulos para que se creen más.

El diputado leonés Alfredo Prada es uno de los ponentes de la reforma local en el Congreso, señaló Carrasco después de comentar que esta ley es “complicada” y que afecta de forma singular a la provincia leonesa por tener el mayor número de entidades locales menores. La presidenta también hizo hincapié en que el texto liberará a las diputaciones de servicios y competencias en sanidad y servicios sociales.

Feb 112013
 
logo_concejos_palenciaLa reforma local pone en peligro a nueve de cada diez entidades locales menores

El Ejecutivo mandata a la Comunidad a suprimir las que no rindan cuentas, objetivo que las localidades afectadas dicen no poder cumplir y culpan a la Junta por falta de regulación.

El 87,7 por ciento de las entidades locales menores de Castilla y León, nueve de cada diez, corre el riesgo de desaparecer con la disposición recogida en el último borrador conocido del anteproyecto de ley para la racionalización y sostenibilidad de la administración local. El Gobierno otorga a la Comunidad autónoma la capacidad de disolver las entidades de ámbito inferior al municipio que no estén al día en sus cuentas. En el último ejercicio fiscalizado sólo un 12,3 por ciento había rendido cuentas. La Federación de Entidades Locales Menores acusa al Ejecutivo de pedirles algo que no pueden cumplir y culpa a la Junta por no haber regulado la materia desde 1998.

En Castilla y León existen 2.232 entidades locales menores, regidas por sus juntas vecinales, que representan el 65 por ciento de las existentes en España, concentradas en su mayoría en León, con 1.234, en Burgos, con 654 y en Palencia, con 226. El 12,3 ha rendido cuentas, pero sólo el 3,5 por ciento lo ha hecho en plazo legal, según el informe del sector público local del Consejo de Cuentas correspondiente a 2010, que se debatirá en las Cortes en febrero.

Esta disposición ha causado malestar y desaprobación en las entidades locales menores. “Pedirnos algo que no podemos cumplir es decir que estamos abocados a morir”, afirma la presidenta de la Asociación de Entidades Menores de Palencia, Mónica Villacorta, presidenta de la junta vecinal de Tarilonte de la Peña, perteneciente al municipio de Santibañez de la Peña, en la Montaña Palentina.

La ley de Régimen Local de Castilla y León, que data de 1998, recoge que las funciones de secretaría de estas entidades serán desarrolladas por el secretario del municipio al que pertenezca o por el servicio que a tal fin tenga establecido cada diputación provincial. Pero se debe desarrollar por decreto y no se ha hecho. La Federación Autonómica de Entidades Locales Menores no descarta acciones legales contra la Junta si, una vez aprobada la ley nacional, se inicia la eliminación.

El acuerdo básico suscrito entre el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y el secretario general del PSCyL-PSOE, Julio Villarrubia, del pasado mes de octubre, recoge el compromiso de no suprimir ningún municipio ni ninguna entidad local menor y apuesta por la cooperación entre estas entidades y los municipios a los que pertenecen, como queda reflejado en el anteproyecto de ley de Ordenación, Servicios y Gobierno en el Territorio, presentado por el Ejecutivo.

Las juntas vecinales tienen personalidad propia y competencias, entre ellas gestionan los montes, los pastos o los cotos de caza, explica Mónica Villacorta a Ical, quien no duda en culpar a la Junta de no poder cumplir con la rendición de cuentas por no haber hecho la regulación e incluso recuerda que algunos municipios a los que pertenecen tampoco tienen sus cuentas al día. “Hay un afán de eliminarnos, al pedirnos algo que no podemos cumplir”, recalca.

En su informe, el Consejo de Cuentas les da la razón. “Una de las medidas más inmediatas que puede ayudar a resolver dichos problemas es el desarrollo reglamentario de Régimen Local, relativa al desempeño de las funciones de Secretaría de las Entidades Locales Menores”, señala. También requiere a las diputaciones provinciales que presten especial atención a aquellas entidades con menor capacidad de gestión, como los ayuntamientos más pequeños y las entidades menores.

Reforma política

Además de la falta de regulación, algunos ayuntamientos alegan falta de tiempo del secretario para ese trabajo al tener varias pedanías, igual que las diputaciones, que se han acogido a la escasez de medios y de personal. Con esos argumentos, la Federación de Entidades Locales Menores planteó al Consejo de Cuentas la presentación de las cuentas realizadas por una gestoría, contratada por las entidades, pero se les dijo que no es legal. Otros consistorios incluso han pedido dinero por ese servicio. “Es un caos”, apunta la representante vecinal palentina.

Las gestiones ante las instituciones no han dado resultado. “Qué digan que es una reforma política, que no digan que es para racionalizar gastos. Me gustaría que el Gobierno y la Junta me lo explicarán cara a cara”, afirma Mónica Villacorta, quien considera esa reforma un “ataque al mundo rural”, mientras que critica que se potencie a las diputaciones, cuyos representantes no han sido elegidos por los ciudadanos. “A mí me han elegido directamente los vecinos, en las elecciones hay una urna para el pedáneo y otra para los concejales del municipio, es algo que mucha gente no sabe”, subraya.

“Castilla y León es una comunidad municipalista, si las personas que viven en los pueblos no se ocupan del día a día, nadie se va a ocupar”, reflexiona Villacorta, desde su experiencia en una pequeña localidad donde está pendiente hasta de una bombilla porque de eso no se puede ocupar el ayuntamiento al que pertenece.

Nov 022012
 

Federación Leonesa de Entidades Locales MenoresUna vez constituidas varias federaciones en defensa de las entidades menores locales en algunas provincias de la Comunidad, caso de León y Salamanca, donde su creación está en proceso en otros casos, como Burgos o Palencia, la entrada en funcionamiento de la federación autonómica que aglutine a todas ellas podría ser una realidad a lo largo de este mes de noviembre.

Esta nueva federación autonómica se encargará de defender tanto a las entidades locales menores de toda la Comunidad frente a los diferentes organismos, como de la reforma “urgente” de la Ley de Régimen Local, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) haya dictaminado que la Junta está “incumpliendo” las obligaciones de esta normativa.

La puesta en marcha de esta iniciativa está “prácticamente cerrada”, aunque aún pendiente de la constitución de la federación de Palencia, previsiblemente el próximo día 10, así como la de Burgos, que se encuentra “algo más retrasada”. En Castilla y León sólo las federaciones de León y Salamanca se encuentran totalmente formalizadas. El resto de provincias podrían irse uniendo a esta federación autonómica una vez que vayan dando sus primeros pasos.

Mientras tanto, la federación leonesa, creada hace aproximadamente un mes y medio con cerca del diez por ciento de las 1.200 juntas vecinales de la provincia, está incrementando el número de adhesiones “en un goteo constante”, aunque todavía son muchas las que quedan por unirse a esta iniciativa, en muchos casos por falta de información. Por ese motivo, se ha enviado un escrito a todas estas entidades para que puedan disponer de los datos necesarios para suscribirse a la federación provincial.

El abogado Carlos González Antón considera “absolutamente necesario” que la provincia de León se homologue al resto para disponer de una organización que represente a las juntas vecinales ante todas las instancias, aunque denunció las “maniobras” de algunos alcaldes y partidos políticos para que las pedanías no se asocien a la federación provincial. Para González Antón, esta recomendación “sólo va en contra de los principios democráticos de que haya administraciones públicas que puedan tener su voz e interlocución”, dijo.

Por ello, la situación que se presenta para estas entidades locales, y que afecta especialmente a una provincia de León, que es la que dispone de mayor número de organismos de este tipo, es “dramática”, porque todo apunta a que aquellas entidades que no se adscriban para hacer un frente común “acabarán desapareciendo”. De ahí que resulte “imperioso” que las juntas vecinales “se modernicen, se actualicen y establezcan unos cauces horizontales de colaboración entre ellas”.

González Antón hizo también un llamamiento a la Junta de Castilla y León para que reciba a los representantes de las juntas vecinales y, al mismo tiempo, se replantee el proceso de ordenación del territorio teniendo en cuenta las alegaciones y el punto de vista expresado por estas entidades locales menores.

Por último, González Antón reclamó que se replantee “de forma urgente y profunda” cuál es el papel que jugarán las juntas vecinales, sobre todo en la provincia de León, especialmente ante el planteamiento de una nueva ordenación territorio en la que “no se tienen en cuenta lo más mínimo ni las competencias ni los servicios que prestan” estas entidades y que “no aparecen mencionadas en los repartos y distribuciones de competencias que está haciendo la ordenación del territorio”, concluyó.

Sep 302012
 
Leonoticias-
Cientos de personas alrededor de decenas de pendones y, apostados en las calles, miles de leoneses que no han perdido la oportunidad, en una plácida y soleada mañana de otoño, de presenciar una de las mayores concentraciones de los tradicionales estandartes de los pueblos que se celebran en toda la provincia.

 

La capital leonesa ha vuelto a ser el pueblo de pueblos y su cielo ha visto como hasta él se pretendían alzar, entre bailes, los colores de las telas de los pendones leoneses, desde los más antiguos, como el de Cuadros, a los más recientemente recuperados, como el de Quintana de Raneros.

Pendones portados por hombres y mujeres, así como pendonetas que han desfilado a cargo de niños y niñas, han desfilado por las principales calles de la capital. Desde la plaza de San Marcos, donde se ha iniciado el acto, hasta la Plaza Mayor, donde se han congregado tras una ruta amenizada por los aplausos del público y la música tradicional leonesa.

Y todo ello con anécdotas, como el percance que sufrió uno de los pendones en la calle Mariano Domingo Berrueta, que se quedó enganchado en uno de los faroles. Hasta allí tuvo que trepar uno de los miembros del grupo para poder continuar con el desfile. O, incluso, la pancarta portada por los miembros de una sociedad en defensa de las juntas vecinales, con un claro mensaje hacia el presidente del Gobierno.

Imágenes de la celebración del desfile de pendones. (Fotos: Peio García)