Abr 172016
 
C.J.D. | 16/04/2016 – 09:48h.

La Federación Leonesa de Concejos acudirá a la Justicia si el Instituto Leonés de Cultura (ILC) no modifica en una semana las bases para las subvenciones de actividades culturales de este año, que por primera vez deja fuera a las pedanías, dirigiendo las ayudas sólo a los ayuntamientos. La Diputación de León aduce que se trata de una obligación legal de competencias y que las bases garantizan que todos los municipios destinan idéntico presupuesto que otros años a las pedanías, sin posibilidad de excluir ninguna. La polémica está servida.

En el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de pasado 14 de abril de 2016 se ha publicado la convocatoria pública de las subvenciones para actividades culturales de ayuntamientos y asociaciones para 2016, excluyendo “por primera vez en la historia” de estas subvenciones a las Juntas Vecinales de la provincia. Un reparto histórico, por su cuantía de 650.000 euros de golpe, como ya destacó iLeon.com, pero que también está llamada a generar una agria polémica por esa exclusión directa de las pedanías de poder pedir y gestionar al margen de los ayuntamientos sus propias ayudas para actividades culturales.

Fuentes del equipo de Gobierno admiten que esa novedad que exluye a las pedanías es cierta y aseguran que ha sido el área de Intervención del Instituto Leonés de Cultura (ILC) que convoca las subvenciones la que ha determinado con un informe que las juntas vecinales de León no tienen competencias en materia cultural, de manera que toda ayuda debe canalizarse exclusivamente a través de los municipios. El diputado provincial de Hacienda, Lupicinio Rodrigo, confirmó ayer esta decisión, asegurando que las últimas ayudas del año pasado plantearon serios problemas y en este ejercicio ya se ha adoptado la decisión, obligada por “razones competenciales”, de no dirigir las subvenciones a los pueblos de manera directa.

Pero la decisión amenaza con abrir un nuevo frente, y además judicial. Porque laFederación Leonesa de Concejos anuncia que pedirá formalmente que se incluyan a las Juntas Vecinales como beneficiarias de estas subvenciones, pues “la legislación de régimen local de Castilla y León prevé expresamente que puedan desarrollar las competencias culturales, al prestar servicios culturales desde sus orígenes, hace siglos”.

¿Romerías o exposiciones ilegales en los pueblos?

“La interpretación que de la normativa local hace el ILC, además de ir en contra de la Ley 1/1998 de Régimen Local de Castilla y León, va en contra de la Jurisprudencia de nuestro Tribunal Superior de Justicia, y del propio sentido común; pues si atendemos a este criterio del ILC, las Juntas Vecinales no podrían organizar ni sus fiestas, ni romerías, conciertos, exposiciones, concursos de pintura o de cuentos; siendo todas esas actividades ilegales”, aducen en una nota de prensa.

La Junta Directiva de la Federación quiere manifestar “su más grave consternación por la poca sensibilidad del ILC y por la nula capacidad jurídica de los que asesoran al Instituto provincial, pues de existir alguna duda, que no la hay, tendrían que haber buscado las vías de permitir que las Juntas Vecinales puedan recibir subvenciones, al menos en igualdad de condiciones que las asociaciones privadas. Igualmente, podrían haber consultado su opinión a la Federación de Juntas Vecinales, que para eso está”.

El Presidente de la Federación, Andrés Buelta, apela a buen criterio del presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, y del diputado provincial de Cultura, Miguel Ángel Fernández, para que modifique en el plazo de una semana la convocatoria, en otro caso, se recurrirá ante los Tribunales de Justicia. Porque “no es de recibo que la entidad que viene manteniendo la vida cultural en los pueblos de León desde siempre, que son las Juntas Vecinales, no puedan ser beneficiarias de las subvenciones culturales de la Diputación”.

Una semana de plazo antes de los Tribunales

Desde la Asesoría Jurídica de la Federación se recuerda a los asesores o interventores del ILC que en virtud de la Disposición Transitoria segunda de la Ley 1/1998, las competencias que las Entidades Locales Menores de Castilla y León vengan desarrollando históricamente, aunque sean competencias municipales, se consideran delegadas en las Juntas Vecinales, aunque no haya convenio de delegación. Por ello, hay argumentos de sobra para considerar beneficiarias de las subvenciones culturales a las Juntas Vecinales que acrediten que viene prestando servicios culturales en su pueblo, que son todas, defienden.

Por eso, la Federación va a objetar de la decisión de la Diputación y anuncia que va a tramitar las subvenciones de sus pedanías asociadas a los efectos de exigir a la Diputación que sus solicitudes sean consideradas en igualdad con ayuntamientos y asociaciones privadas, confiando en que en una semana de plazo la Diputación reconsidere la decisión.

Abr 152016
 
Bolos en Naredo de Fenar

Concurso de bolos en Naredo de Fenar, actividad ilegal según el ILC. ¡Habrá que jugar de forma clandestina a los bolos, pues las Juntas Vecinales no pueden organizar actividades culturales!

LA FEDERACIÓN LEONESA DE CONCEJOS RECHAZA QUE EL INSTITUTO LEONÉS DE CULTURA EXCLUYA A LAS JUNTAS VECINALES DE LAS SUBVENCIONES PARA ACTIVIDADES CULTURALES

Recurrirá la convocatoria en caso de que no modifique en una semana

 

En el BOP del 14 de abril de 2016 se ha publicado la Convocatoria de las subvenciones para actividades culturales de Ayuntamientos y Asociaciones para 2016, excluyendo por primera vez en la historia de estas subvenciones a las Juntas Vecinales de la provincia. Al parecer, desde la Intervención del ILC de la Diputación Provincial se afirma que las Juntas Vecinales de León no tienen competencias culturales.

La Federación Leonesa de concejos pedirá formalmente que se incluyan a las Juntas Vecinales como beneficiarias de estas subvenciones, pues la legislación de régimen local de Castilla y León prevé expresamente que puedan desarrollar las competencias culturales, al prestar servicios culturales desde sus orígenes, hace siglos. La interpretación que de la normativa local hace el ILC, además de ir en contra de la Ley 1/1998 de Régimen Local de Castilla y León, va en contra de la Jurisprudencia de nuestro TSJ y del propio sentido común; pues si atendemos a este criterio del ILC, las Juntas Vecinales no podrían organizar ni sus fiestas, ni romerías, conciertos, exposiciones, concursos de pintura o de cuentos; siendo todas esas actividades ilegales.

La Junta Directiva de la Federación quiere manifestar su más grave consternación por la poca sensibilidad del ILC y por la nula capacidad jurídica de los que asesoran al Instituto provincial, pues de existir alguna duda, que no la hay, tendrían que haber buscado las vías de permitir que las Juntas Vecinales puedan recibir subvenciones, al menos en igualdad de condiciones que las asociaciones privadas. Igualmente, podrían haber consultado su opinión a la Federación de Juntas Vecinales, que para eso está.

El Presidente de la Federación, Andrés Buelta, apela a buen criterio del Presidente de la Diputación y del Diputado del ILC para que modifique en el plazo de una semana la convocatoria, en otro caso, se recurrirá ante los Tribunales de Justicia. No es de recibo que la entidad que viene manteniendo la vida cultural en los pueblos de León desde siempre, que son las Juntas Vecinales, no puedan ser beneficiarias de las subvenciones culturales de la Diputación.

Desde la Asesoría Jurídica de la Federación se recuerda a los asesores o interventores del ILC que en virtud de la Disposición Transitoria segunda de la Ley 1/1998, las competencias que las Entidades Locales Menores de Castilla y León vengan desarrollando históricamente, aunque sean competencias municipales, se consideran delegadas en las Juntas Vecinales, aunque no haya convenio de delegación. Por ello, hay argumentos de sobra para considerar beneficiarias de las subvenciones culturales a las Juntas Vecinales que acrediten que viene prestando servicios culturales en su pueblo, que son todas.

Mientras tanto, la Federación va a tramitar las subvenciones de sus asociadas a los efectos de exigir a la Diputación que sus solicitudes sean consideradas en igualdad con Ayuntamientos y Asociaciones privadas.

Abr 202015
 

II FIESTA DE LOS CONCEJOS DE LEON FOTO BRUNO MORENOOrallo y Montuerto recibieron ayer el reconocimiento de todas las federaciones españolas por su aportación y dedicación al mundo rural. Los presidentes de estas dos juntas vecinales recibieron con orgullo el Premio de los Concejos de León. En el caso de Orallo, su presindente, Ángel Nava, recibió el aplauso de todos por el proyecto medioambiental que está llevando a cabo en esta pequeña localidad de Laciana, castigada durante años por la actividad minera a cielo abierto. Bosquiterio es un proyecto en el que están implicados todos los vecinos, que trata de restaurar las zonas degradadas y sustituir una enorme escombrera por un bosque y, de paso, impulsar las oportunidades locales de desarrollo sostenible.

El otro galardonado del día fue Ildefonso Sierra, alcalde pedáneo de Montuerto, un pueblo que ha recuperado su tradicional romería y que ha construido un camping con el que crear nuevas oportunidades económicas entre sus vecinos.

Sierra, muy emocionado, dedicó el premio a los antepasados de Montuerto, «por el legado que nos han dejado que es el mayor orgullo que tenemos», y agradeció a la Diputación su apoyo para que «las juntas vecinales salgamos adelante ya que su futuro es el de los pueblos». El pedáneo de Montuerto lanzó una reflxión al aire: «el hombre que olvida sus raíces y el pueblo que olvida su pasado nunca tendrá futuro», sentenció emocionado.

Abr 182015
 
Abr 182015
 
CC4llm7W4AA-KvO.png-large

Fotografía de Televisión de Castilla y León

 

 

La Federación Leonesa de Entidades Locales Menores entregó los premios Facendera 2015 a los pueblos de Orallo, Ángel Nava, por el proyecto Bosquiterio; y a Ildefonso Sierra del pueblo de Montuerto.

Sines, el de Montero, ha sabido liderar en los últimos años el esfuerzo de todos los vecinos del pequeño pueblo Montuerto, en el Municipio de Valdepiélago (Alto Curueño), pueblo cuyo castillo ya se menciona en el siglo VIII, para mejorar su progreso y calidad de vida.

También para recuperar sus SEÑAS DE IDENTIDAD: sus pendones y pendonetas y de forma especial LA ROMERÍA DE LA VIRGEN DE SOELCASTILLO, que constituye el Acto Popular y cultural más importe del Curueño.

Otras iniciativas de éxito son: el Camping, la Zona de Baños, las restauración de la Iglesia, sus Calles, sus renovados servicios,   y el haber sabido conservar y proteger.

Le entregó el premio Facendera 2015 a D. Ildefonso Sierra, Alcalde de Montuerto, el Presidente de la Diputación de León.

El otro premio Facendera de este año es para el pueblo de Orallo y su Alcalde Ángel Nava, Gelo. Los méritos para otorgar este premio son muchos, pero la Federación leonesa ha querido destacar un proyecto del pueblo que ha tenido eco y repercusión en la prensa nacional y que se llama Bosquiterio, bosques para la esperanza. Con este proyecto todo el pueblo de Orallo está restaurando toda una montaña degradada por la minería con una repoblación forestal que quiere restaurar el alto valor ambiental de una comarca que está en la Reserva de la Biosfera de Laciana, una de las reservas de la Gran Cantábrica Leonesa, que apoya nuestra Diputación.

Le entregó el premio Facendera 2015 a D. Ángel Nava, Alcalde de Orallo, el Presidente de la Federación de Concejos y Parroquias Rurales de España, D. Andrés Rojo, Alcalde de Villamayor, en Asturias.