Ene 112017
 

rendiciondecuentasLa Federación de ELM denuncia la inseguridad jurídica y la falta de medios de los pueblos.

M. RABANILLO | LEÓN

Las rendición de cuentas de las juntas vecinales ha caído en picado en 2015. Los datos recabados por el Consejo de Cuentas reflejan que, desde que se vieron sometidas bajo el ‘yugo’ de la ley Montoro para rendir las cuentas de 2013, el índice de incumplimientos se ha multiplicado por 20, una vez diluida la amenaza de desaparición. En concreto, sólo el 60% de las 1.231 entidades locales menores (ELM) de la provincia han rendido sus cuentas de 2015, frente al 98% que lo hicieron en el año en el que el Gobierno aprobó la Ley Racionalización y Sostenibilidad de la Administración local.

La relajación en la rendición de cuentas de las ELM también se ha registrado a nivel autonómico. A fecha de 8 de enero de solo han rendido en todo Castilla y León 1.509 Juntas Vecinales, que representan el 67,9% de las ELM.

La amenaza de la reforma local sobre la perviviencia de las ELM que no rindieran sus cuentas disparó el índice de cumplimientos en 2013 pero sólo se circunscribía a ese ejercicio. De hecho, la rendición de 2014 también sufrió un serio retroceso del 98% al 72%.

«La valoración no puede ser más que negativa, y demuestra que muchas cosas están fallando», señala el secretario de la Federación de Leonesa de Entidades Locales Menores, Carlos González-Antón. «La primera y más grave la absoluta falta de seguridad jurídica en el funcionamiento de las propias Juntas Vecinales, que necesitan de una reforma legislativa que fije definitivamente sus competencias, su financiación y quién debe desempeñar las funciones de secretaría e intervención», argumenta el representantes del colectivo, quien añade que «la falta de implantación de un modelo rendición de cuentas eficaz que no esté sujeto a cambios tecnológicos continuos a los que no pueden acceder las pequeñas administraciones rurales».

González Antón asegura que el Gobierno de Castilla y León «ni siquiera se ha planteado como abordar la aplicación de las leyes obligatorias de la Administración electrónica a las Juntas Vecinales como se han hecho las comunidades de Asturias, Cantabria o Extremadura». A su juicio, «es obvio que el modelo asimétrico de las entidades locales menores en esta Comunidad no encaja con la visión homogeneizadora de Valladolid».

También reclama una «reforma integral» del Servicio de Atención a Municipios (SAM) que ofrece la Diputación de León. La federación considera que es necesario que tenga un servicio de atención a las pedanías «con más y mejores recursos humanos y materiales» ya que «es inconcebible que el SAM de León tenga un solo secretario con habilitación nacional».

Creer en las Juntas Vecinales

En su valoración sobre los datos registrados sobre las cuentas de 2015, González-Antón resume que «o se cree o no se cree en las Juntas Vecinales; o se quiere cumplir con nuestro Estatuto de Autonomía o nuestras leyes o no». «El futuro de las zonas rurales de la provincia depende en gran parte de que las Juntas Vecinales, grandes propietarias de territorio, puedan gestionarse adecuadamente y eso es responsabilidad de las Administraciones competentes, que además de facilitar su funcionamiento deben de dejar de poner palos en unas ruedas ya desvencijadas», añade el representante de la federación que se pregunta si «hay que esperar a que Montoro vuelva a la carga para facilitar que las Juntas Vecinales rindan cuentas?».

Nov 042015
 

SAN EMILIANO / MUNICIPIOS / LOCALIDADES / PUEBLOS / SAN EMILIANOLa Junta frustra el intento de la Diputación y el colectivo de crear una mesa de trabajo sobre el papel de los concejos.

A. Domingo | Redacción 04/11/2015

La ordenación del territorio que ha propuesto la Junta de Castilla y León «no tiene en cuenta a la existencia de entidades locales menores en muchos municipios para la atribución de competencias, de manera que trata igual a municipios cuyos habitantes se concentran en una sola localidad que a otros cuya población se distribuye en distintas localidades, con sus entidades locales menores correspondientes». Es el diagnóstico del secretario general de la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores, Carlos González-Antón, que denuncia, además, el desinterés de la Administración autonómica por la mejora de regulación jurídica de las entidades locales menores (ELM) de Castilla y León.

Para la federación leonesa, la prestación de los servicios públicos en municipios con la población más dispersa es más complicada, «hecho que debería tener en cuenta la nueva ordenación, pues la realidad de un municipio de Valladolid de 800 habitantes en un único núcleo de población no es la misma que un municipio de León de 800 habitantes repartido en 12 juntas vecinales, que además prestan servicios municipales, como el agua, alumbrado, entre otros».

Representantes de la federación han manifestado que la Junta no comparte la idea de la Diputación de León y las pedanías de la provincia de crear una mesa de trabajo que aborde el papel de las juntas vecinales en la nueva ordenación, planteamiento que defendió el presidente provincial, Juan Martínez Majo, tras recibir a los directivos de la asociación leonesa de pedanías a mediados de septiembre. En un encuentro posterior de la federación autonómica con la viceconsejera de Ordenación del Territorio, María de Diego, y el director de Ordenación del Territorio y Administración Local, Luis Miguel González Gago, «nos dijeron que la Junta no cree necesario este órgano de discusión, ni tampoco una reforma de la legislación local que defina mejor sus competencias o incluso crear una norma específica» sobre las juntas vecinales. En otras comunidades, donde existen leyes específicas para las ELM, incluso ya se han puesto en marcha para mejorar las mismas, como en la vecina Asturias, donde el Principado «va a reformar la ley de parroquias rurales y la de elecciones locales», precisó González-Antón.

«Es preciso regular los servicios de secretaría en las entidades locales menores», porque el decreto estatal vigente «es insatisfactorio, no da seguridad jurídica, por lo que la Junta debe retomar la aprobación de un reglamento de Castilla y León, que sustituya al intento frustrado de 2013».

Las entidades locales menores necesitan «precisar sus competencias, ganar seguridad jurídica, tener un instrumento de financiación eficaz y disponer de la adecuada asistencia de un secretario que no puede llegar de la secretaría del Ayuntamiento, ya que, en ocasiones, los intereses del municipio y los de las juntas vecinales colisionan» y para ello hace falta reformar la Ley de Régimen Local de Castilla y León, incorporar las ELM en la ordenación del territorio de una forma real, no meramente nominal, y apoyar decididamente a sus federaciones autonómica y provinciales».

La federación atribuye la falta de candidaturas en muchos pueblos «a la sensación de abandono que tienen muchos alcaldes pedáneos», señaló el presidente de la federación leonesa, Andrés Buelta, que reclama «que se facilite la labor» administrativa en las juntas vecinales.

Sep 172015
 
MAJO JUNTAS VECINALES FOTO BRUNO MORENO

MAJO JUNTAS VECINALES
FOTO BRUNO MORENO

 

El Presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, anunció ayer su intención de impulsar la creación de una mesa de trabajo para abordar las distintas modificaciones que se plantean en la ordenación del territorio que en estos momentos se orquesta desde el Gobierno autonómico. Su objetivo es que «quede perfectamente reflejada la realidad de las juntas vecinales de la provincia de León como entidades locales que, aunque sean pequeñas, son importantes y tienen un arraigo y una vinculación muy especial con nuestro territorio».

Esta es una de las principales conclusiones que se extraen de la reunión mantenida ayer en el palacio de los Guzmanes entre el presidente de la Diputación, que estuvo acompañado por el vicepresidente de la institución, Francisco Castañón, y la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores. De este encuentro salió el compromiso de Martínez Majo de convocar una reunión con la Consejería de Presidencia de la Junta de Castilla y León para precisamente impulsar esta mesa de trabajo lo antes posible. Lo que se busca desde la Diputación es aclarar la normativa las competencias, la organización, el funcionamiento de las secretarías y otras materias clave como la financiación de los servicios, en los que la colaboración entre juntas vecinales y ayuntamientos se considera «imprescindible».

Martínez Majo considera vital la regulación jurídica de las juntas vecinales así como la delimitación de sus competencias. Además, habló de la desigualdad que existe entre las 1.232 juntas vecinales de la provincia, y de las muchas carencias que presentan alguna de ellas para prestar algunos de los servicios más importantes para los ciudadanos y de la incapacidad de muchas de ellas para rendir cuentas por la falta de medios.

Por su parte, el presidente de la Federación Leonesa de Entidades Menores, Andrés Buelta Jañez, que acudió a la reunión acompañado por el secretario y asesor jurídico, Carlos González-Antón, y de la vocal, Isabel Álvarez, agradeció al presidente su predisposición para tratar de impulsar el futuro de las juntas vecinales. «Hay un cambio importante respecto al 2014, cuando se planeaba la desaparición de las juntas vecinales. Ahora tenemos un futuro en el que tenemos que aunar fuerzas y trabajar juntos», manifestó Buelta, que insiste en la modernización y en la clarificación jurídica como los principales retos que deben abordarse en la presente legislatura.

Por último, desde la Federación se solicitó al presidente provincial que estudiase el fortalecimiento del Servicio de Asistencia a los Municipios para que ganase en capacidad de asesoramiento a las juntas vecinales, petición de apoyo que también se trasladará a la Viceconsejera, María de Diego, mañana en una reunión que tendrá con la Federación de Castilla y León.

Abr 012015
 

reunion en el ministerioEn una reunión mantenida en el Ministerio de Hacienda y Administraciones públicas con la Secretaria General de Coordinación Autonómica y Local, Dª Rosana Navarro, y representantes de la FEMP y Federación de Concejos, Pedanías y Parroquias Rurales de España, se analizaron los datos de la rendición de cuentas de las EATIM en todo el Estado y se coincidió en resaltar el gran esfuerzo que han realizado las mismas, alcanzando unos niveles de rendición superior incluso al de los Ayuntamientos, a pesar de la escasez de medios materiales y personales que sufren nuestras entidades.

La federación agradece la disposición del Ministerio de atender a las situaciones excepcionales de las EATIM, para permitir que se justifique el cumplimiento de la obligación legal de rendición de cuentas con margen suficiente para acreditar el mismo, ya que, dada la existencia de organismos autonómicos de control de cuentas, se han detectado numerosos casos en los que las entidades han rendido cuentas ante el órgano autonómico, pero no ante el Ministerio. Por ello, los porcentajes que maneja el Ministerio se podrán elevar en el momento en el que se consoliden los listados de los distintos organismos, tarea que instarán con urgencia las organizaciones territoriales que integran esta federación.

Por otro lado, la Federación de Concejos planteó a la Secretaria General la necesidad de una reunión de trabajo con la FEMP y el Consejo General de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración local para mejorar el borrador de reglamento de este cuerpo de funcionarios de habilitación nacional en su regulación de la prestación de estas funciones en las EATIM. De cara a poder asegurar el adecuado funcionamiento de las entidades locales menores, y que puedan cumplir sus obligaciones y prestar sus servicios de forma legal y eficiente, es imprescindible regular la prestación de estas funciones de forma acorde con el reparto competencial autonómico y local y garantizado la financiación y la independencia de las EATIM. Por ello, de nuevo la Federación de Concejos reconoce la disponibilidad de la Sra. Navarro para atender a la opinión de los representantes del primer escalón administrativo del Estado, que necesita un gran esfuerzo de apoyo para modernizarse y para acceder a la administración electrónica, entre otros muchos retos. Debe plantearse un gran pacto entre todos los niveles administrativos: Estado, Comunidades Autónomas, Diputaciones, Comarcas y Municipios para defender estas pequeñas administraciones locales, que suponen la primera presencia pública en miles de pueblos de España.

Mar 252015
 

alcaldesa de cuadrosLa Federación quiere reconocer la iniciativa de la Alcaldesa de Cuadros, que en un reciente Bando animó a participar a las Juntas Vecinales y vecinos en un pleno sobre obras del Plan Provincial

                  La Federación quiere reconocer públicamente la iniciativa de la Alcaldesa de Cuadros, Dª Sonia García, que hace unos días publicó un Bando en el que se instaba a las Juntas Vecinales (y también a los vecinos) a aportar propuestas para que el Pleno decidiera sobre qué obras realizar en el Municipio a cargo del Plan provincial (se adjunta copia). La Federación manifiesta que es ésta la forma en la que un Alcalde debe relacionarse con las Juntas Vecinales, pues los principios de colaboración interadministrativa exigen dicha participación. Se ha tenido noticia que la mayoría de concejales no adscritos en el Pleno celebrado no han admitido ninguna de las propuestas que no hubieran realizado ellos.

                  La Federación de Concejos defiende que se deben reconsiderar las relaciones de las Juntas Vecinales con los Ayuntamientos para que la colaboración se regularice de una forma institucional, y no solo se apoyen las iniciativas los pueblos o alcaldes pedáneos afines.

 

Este reconocimiento se enmarca en una campaña de la Federación de exigir el cumplimiento de la legalidad en las relaciones del ayuntamiento con sus juntas vecinales y concejos. A pesar de que el texto de la Ley de Régimen Local de CyL es muy claro, muchos Ayuntamientos no cumplen, entre otros, el artículo 62. Por esta razón, la Federación recurrirá el último Pleno del Ayuntamiento de Ponferrada, por no convocar a los Alcaldes pedáneos para tratar la aprobación de los presupuestos.

Artículo 62 de la Ley 1/1998, de 4 de junio, de Régimen Local de Castilla y León:

  1. El Alcalde pedáneo, o el Vocal de la Junta Vecinal que él designe, tendrá derecho a asistir, con voz pero sin voto, a las sesiones del Ayuntamiento, siempre que en las mismas haya de debatirse algún asunto que afecte a la entidad local menor.
  2. Para el ejercicio de este derecho deberá ser citado a la reunión de la corporación como un miembro más de la misma y tendrá acceso a la documentación necesaria.
  3. En cualquier sesión ordinaria a la que asista podrá formular ruego o pregunta sobre asunto que afecte a su entidad local menor.

 

bando cuadros