Jun 022016
 

majo 2El palacio de los Guzmánes abre la puertas para recibir a los responsables de las 1.234 juntas vecinales de León Cada una recibirá este año una ayuda directa de seis mil euros.

MARÍA CARNERO | LEÓN

Gran parte de los 1.231 presidentes de las juntas vecinales que hay en la provincia de León acudieron ayer al palacio de los Guzmánes, sede de la Diputación provincial, para responder a la llamada de su presidente, Juan Martínez Majo, que les citó para explicarles los detalles de la nueva convocatoria de ayudas. Con este pretexto, Majo tuvo la oportunidad de dirigirse a los que para él son «la esencia de la democracia» y la «garantía para preservar la singularidad y la vida de los pueblos leoneses». El presidente, que descartó leer el discurso que llevaba preparado, ya que afirmó que «lo que me sale hoy es hablar desde el corazón», recordó a los alcaldes pedáneos presentes que «esta es vuestra casa» y les pidió que «juntos rememos en la misma dirección para conseguir potenciar todos los recursos naturales y patrimoniales que tiene la provincia, la más rica, variada y compleja de España».

Majo reconoció el trabajo que realizan las juntas vecinales. «Trabajáis de forma altruista, a veces perdiendo dinero, pero siempre hacéis lo correcto para mejorar la calidad de vida de vuestros vecinos de una manera eficaz, casi sin medios materiales ni personales», afirmó el presidente.

Respecto al nuevo Plan de Juntas Vecinales, la Diputación repartirá 7,38 millones de euros, e la misma cantidad que la suma total que se ha dedicado en los últimos seis años. Junto con la aportación de las propias entidades locales, la inversión alcanza los 8,2 millones de euros. Gracias a este plan cada junta vecinal recibirá 6.000 euros para proyectos.

La Federación Leonesa de Entidades Locales Menores agradeció ayer el esfuerzo económico que la Diputación hace con la subvención de 6.000 euros a todas las Juntas Vecinales y «el reconocimiento del papel que estas pequeñas administraciones deben seguir desarrollando en la estructura administrativa de España». Según la federación, «las palabras que Juan Majo ha dirigido a los pedáneos de la provincia puede que sean un hito en la relación de la Diputación con las Juntas Vecinales, pues no se concibe nuestra administración local sin una íntima colaboración entre la Corporación provincial y los concejos».

Abr 172016
 
C.J.D. | 16/04/2016 – 09:48h.

La Federación Leonesa de Concejos acudirá a la Justicia si el Instituto Leonés de Cultura (ILC) no modifica en una semana las bases para las subvenciones de actividades culturales de este año, que por primera vez deja fuera a las pedanías, dirigiendo las ayudas sólo a los ayuntamientos. La Diputación de León aduce que se trata de una obligación legal de competencias y que las bases garantizan que todos los municipios destinan idéntico presupuesto que otros años a las pedanías, sin posibilidad de excluir ninguna. La polémica está servida.

En el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de pasado 14 de abril de 2016 se ha publicado la convocatoria pública de las subvenciones para actividades culturales de ayuntamientos y asociaciones para 2016, excluyendo “por primera vez en la historia” de estas subvenciones a las Juntas Vecinales de la provincia. Un reparto histórico, por su cuantía de 650.000 euros de golpe, como ya destacó iLeon.com, pero que también está llamada a generar una agria polémica por esa exclusión directa de las pedanías de poder pedir y gestionar al margen de los ayuntamientos sus propias ayudas para actividades culturales.

Fuentes del equipo de Gobierno admiten que esa novedad que exluye a las pedanías es cierta y aseguran que ha sido el área de Intervención del Instituto Leonés de Cultura (ILC) que convoca las subvenciones la que ha determinado con un informe que las juntas vecinales de León no tienen competencias en materia cultural, de manera que toda ayuda debe canalizarse exclusivamente a través de los municipios. El diputado provincial de Hacienda, Lupicinio Rodrigo, confirmó ayer esta decisión, asegurando que las últimas ayudas del año pasado plantearon serios problemas y en este ejercicio ya se ha adoptado la decisión, obligada por “razones competenciales”, de no dirigir las subvenciones a los pueblos de manera directa.

Pero la decisión amenaza con abrir un nuevo frente, y además judicial. Porque laFederación Leonesa de Concejos anuncia que pedirá formalmente que se incluyan a las Juntas Vecinales como beneficiarias de estas subvenciones, pues “la legislación de régimen local de Castilla y León prevé expresamente que puedan desarrollar las competencias culturales, al prestar servicios culturales desde sus orígenes, hace siglos”.

¿Romerías o exposiciones ilegales en los pueblos?

“La interpretación que de la normativa local hace el ILC, además de ir en contra de la Ley 1/1998 de Régimen Local de Castilla y León, va en contra de la Jurisprudencia de nuestro Tribunal Superior de Justicia, y del propio sentido común; pues si atendemos a este criterio del ILC, las Juntas Vecinales no podrían organizar ni sus fiestas, ni romerías, conciertos, exposiciones, concursos de pintura o de cuentos; siendo todas esas actividades ilegales”, aducen en una nota de prensa.

La Junta Directiva de la Federación quiere manifestar “su más grave consternación por la poca sensibilidad del ILC y por la nula capacidad jurídica de los que asesoran al Instituto provincial, pues de existir alguna duda, que no la hay, tendrían que haber buscado las vías de permitir que las Juntas Vecinales puedan recibir subvenciones, al menos en igualdad de condiciones que las asociaciones privadas. Igualmente, podrían haber consultado su opinión a la Federación de Juntas Vecinales, que para eso está”.

El Presidente de la Federación, Andrés Buelta, apela a buen criterio del presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, y del diputado provincial de Cultura, Miguel Ángel Fernández, para que modifique en el plazo de una semana la convocatoria, en otro caso, se recurrirá ante los Tribunales de Justicia. Porque “no es de recibo que la entidad que viene manteniendo la vida cultural en los pueblos de León desde siempre, que son las Juntas Vecinales, no puedan ser beneficiarias de las subvenciones culturales de la Diputación”.

Una semana de plazo antes de los Tribunales

Desde la Asesoría Jurídica de la Federación se recuerda a los asesores o interventores del ILC que en virtud de la Disposición Transitoria segunda de la Ley 1/1998, las competencias que las Entidades Locales Menores de Castilla y León vengan desarrollando históricamente, aunque sean competencias municipales, se consideran delegadas en las Juntas Vecinales, aunque no haya convenio de delegación. Por ello, hay argumentos de sobra para considerar beneficiarias de las subvenciones culturales a las Juntas Vecinales que acrediten que viene prestando servicios culturales en su pueblo, que son todas, defienden.

Por eso, la Federación va a objetar de la decisión de la Diputación y anuncia que va a tramitar las subvenciones de sus pedanías asociadas a los efectos de exigir a la Diputación que sus solicitudes sean consideradas en igualdad con ayuntamientos y asociaciones privadas, confiando en que en una semana de plazo la Diputación reconsidere la decisión.

Abr 162016
 

_MG_1152 BLa Federación Leonesa de Concejos amenaza con ir los tribunales si la Diputación no rectifica.

M. CARNERO | LEÓN

La Federación Leonesa de Concejos denunció ayer la exclusión de las juntas vecinales del reparto de subvenciones para actividades culturales de ayuntamientos y asociaciones para 2016, según la convocatoria publicada el pasado 14 de abril en el Boletín Oficial de la Provincia. Desde el ILC de la Diputación se esgrime que «las juntas vecinales de León no tienen competencias culturales».

Este colectivo exige que se incluyan a las juntas vecinales como beneficiarias de estas subvenciones, «pues la legislación de régimen local de Castilla y León prevé expresamente que puedan desarrollar las competencias culturales, al prestar servicios culturales desde sus orígenes, hace siglos». La federación considera que la afirmación del ILC «va en contra de la Jurisprudencia de nuestro TSJ y del propio sentido común; pues si atendemos a este criterio las juntas vecinales no podrían organizar ni sus fiestas, ni romerías, conciertos, exposiciones, concursos de pintura o de cuentos, siendo todas esas actividades ilegales».

La Junta Directiva de la Federación quiere manifestar su «más grave consternación por la poca sensibilidad del ILC y por la nula capacidad jurídica de los que le asesoran, pues de existir alguna duda, que no la hay, tendrían que haber buscado las vías de permitir que las juntas vecinales puedan recibir subvenciones, al menos en igualdad de condiciones que las asociaciones privadas».

El presidente de la Federación, Andrés Buelta, apela a buen criterio del presidente de la Diputación y del diputado del ILC para que modifique en el plazo de una semana la convocatoria, en otro caso, anuncia su intención de recurrir a los tribunales de jussticia. «No es de recibo que la entidad que viene manteniendo la vida cultural en los pueblos de León desde siempre, que son las juntas vecinales, no puedan ser beneficiarias de las subvenciones culturales de la Diputación», afirma Buelta.

Desde la asesoría jurídica de la federación se recuerda al ILC que en virtud de la Disposición Transitoria segunda de la Ley 1/1998, las competencias que las Entidades Locales Menores de Castilla y León vengan desarrollando históricamente, aunque sean competencias municipales, se consideran delegadas en las juntas vecinales, aunque no haya convenio de delegación. Por ello, creen que «hay argumentos de sobra para considerar beneficiarias de las subvenciones culturales a las juntas vecinales que acrediten que viene prestando servicios culturales en su pueblo, que son todas.

Mientras tanto, la federación va a tramitar las subvenciones de sus asociadas a los efectos de exigir a la Diputación que «sus solicitudes sean consideradas en igualdad con ayuntamientos y asociaciones privadas».

Abr 152016
 
Bolos en Naredo de Fenar

Concurso de bolos en Naredo de Fenar, actividad ilegal según el ILC. ¡Habrá que jugar de forma clandestina a los bolos, pues las Juntas Vecinales no pueden organizar actividades culturales!

LA FEDERACIÓN LEONESA DE CONCEJOS RECHAZA QUE EL INSTITUTO LEONÉS DE CULTURA EXCLUYA A LAS JUNTAS VECINALES DE LAS SUBVENCIONES PARA ACTIVIDADES CULTURALES

Recurrirá la convocatoria en caso de que no modifique en una semana

 

En el BOP del 14 de abril de 2016 se ha publicado la Convocatoria de las subvenciones para actividades culturales de Ayuntamientos y Asociaciones para 2016, excluyendo por primera vez en la historia de estas subvenciones a las Juntas Vecinales de la provincia. Al parecer, desde la Intervención del ILC de la Diputación Provincial se afirma que las Juntas Vecinales de León no tienen competencias culturales.

La Federación Leonesa de concejos pedirá formalmente que se incluyan a las Juntas Vecinales como beneficiarias de estas subvenciones, pues la legislación de régimen local de Castilla y León prevé expresamente que puedan desarrollar las competencias culturales, al prestar servicios culturales desde sus orígenes, hace siglos. La interpretación que de la normativa local hace el ILC, además de ir en contra de la Ley 1/1998 de Régimen Local de Castilla y León, va en contra de la Jurisprudencia de nuestro TSJ y del propio sentido común; pues si atendemos a este criterio del ILC, las Juntas Vecinales no podrían organizar ni sus fiestas, ni romerías, conciertos, exposiciones, concursos de pintura o de cuentos; siendo todas esas actividades ilegales.

La Junta Directiva de la Federación quiere manifestar su más grave consternación por la poca sensibilidad del ILC y por la nula capacidad jurídica de los que asesoran al Instituto provincial, pues de existir alguna duda, que no la hay, tendrían que haber buscado las vías de permitir que las Juntas Vecinales puedan recibir subvenciones, al menos en igualdad de condiciones que las asociaciones privadas. Igualmente, podrían haber consultado su opinión a la Federación de Juntas Vecinales, que para eso está.

El Presidente de la Federación, Andrés Buelta, apela a buen criterio del Presidente de la Diputación y del Diputado del ILC para que modifique en el plazo de una semana la convocatoria, en otro caso, se recurrirá ante los Tribunales de Justicia. No es de recibo que la entidad que viene manteniendo la vida cultural en los pueblos de León desde siempre, que son las Juntas Vecinales, no puedan ser beneficiarias de las subvenciones culturales de la Diputación.

Desde la Asesoría Jurídica de la Federación se recuerda a los asesores o interventores del ILC que en virtud de la Disposición Transitoria segunda de la Ley 1/1998, las competencias que las Entidades Locales Menores de Castilla y León vengan desarrollando históricamente, aunque sean competencias municipales, se consideran delegadas en las Juntas Vecinales, aunque no haya convenio de delegación. Por ello, hay argumentos de sobra para considerar beneficiarias de las subvenciones culturales a las Juntas Vecinales que acrediten que viene prestando servicios culturales en su pueblo, que son todas.

Mientras tanto, la Federación va a tramitar las subvenciones de sus asociadas a los efectos de exigir a la Diputación que sus solicitudes sean consideradas en igualdad con Ayuntamientos y Asociaciones privadas.

Nov 042015
 

SAN EMILIANO / MUNICIPIOS / LOCALIDADES / PUEBLOS / SAN EMILIANOLa Junta frustra el intento de la Diputación y el colectivo de crear una mesa de trabajo sobre el papel de los concejos.

A. Domingo | Redacción 04/11/2015

La ordenación del territorio que ha propuesto la Junta de Castilla y León «no tiene en cuenta a la existencia de entidades locales menores en muchos municipios para la atribución de competencias, de manera que trata igual a municipios cuyos habitantes se concentran en una sola localidad que a otros cuya población se distribuye en distintas localidades, con sus entidades locales menores correspondientes». Es el diagnóstico del secretario general de la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores, Carlos González-Antón, que denuncia, además, el desinterés de la Administración autonómica por la mejora de regulación jurídica de las entidades locales menores (ELM) de Castilla y León.

Para la federación leonesa, la prestación de los servicios públicos en municipios con la población más dispersa es más complicada, «hecho que debería tener en cuenta la nueva ordenación, pues la realidad de un municipio de Valladolid de 800 habitantes en un único núcleo de población no es la misma que un municipio de León de 800 habitantes repartido en 12 juntas vecinales, que además prestan servicios municipales, como el agua, alumbrado, entre otros».

Representantes de la federación han manifestado que la Junta no comparte la idea de la Diputación de León y las pedanías de la provincia de crear una mesa de trabajo que aborde el papel de las juntas vecinales en la nueva ordenación, planteamiento que defendió el presidente provincial, Juan Martínez Majo, tras recibir a los directivos de la asociación leonesa de pedanías a mediados de septiembre. En un encuentro posterior de la federación autonómica con la viceconsejera de Ordenación del Territorio, María de Diego, y el director de Ordenación del Territorio y Administración Local, Luis Miguel González Gago, «nos dijeron que la Junta no cree necesario este órgano de discusión, ni tampoco una reforma de la legislación local que defina mejor sus competencias o incluso crear una norma específica» sobre las juntas vecinales. En otras comunidades, donde existen leyes específicas para las ELM, incluso ya se han puesto en marcha para mejorar las mismas, como en la vecina Asturias, donde el Principado «va a reformar la ley de parroquias rurales y la de elecciones locales», precisó González-Antón.

«Es preciso regular los servicios de secretaría en las entidades locales menores», porque el decreto estatal vigente «es insatisfactorio, no da seguridad jurídica, por lo que la Junta debe retomar la aprobación de un reglamento de Castilla y León, que sustituya al intento frustrado de 2013».

Las entidades locales menores necesitan «precisar sus competencias, ganar seguridad jurídica, tener un instrumento de financiación eficaz y disponer de la adecuada asistencia de un secretario que no puede llegar de la secretaría del Ayuntamiento, ya que, en ocasiones, los intereses del municipio y los de las juntas vecinales colisionan» y para ello hace falta reformar la Ley de Régimen Local de Castilla y León, incorporar las ELM en la ordenación del territorio de una forma real, no meramente nominal, y apoyar decididamente a sus federaciones autonómica y provinciales».

La federación atribuye la falta de candidaturas en muchos pueblos «a la sensación de abandono que tienen muchos alcaldes pedáneos», señaló el presidente de la federación leonesa, Andrés Buelta, que reclama «que se facilite la labor» administrativa en las juntas vecinales.